"Repudiamos la violencia institucional del gobierno de Río Negro hacia la docencia"

La Agrupación Celeste – Blanco – Violeta de la Unter Cipolletti repudia el hecho de violencia institucional ocurrido en la ciudad de San Antonio Oeste, contra el Secretario General de la UnTER de nuestra localidad, en el momento de impedir la realización de la Asamblea de reforma educativa de la escuela secundaria, medida de acción definida en el mes de diciembre por el congreso de UnTER.

La agresión del vocal gubernamental del CPE Omar Ribodino constituye una muestra más del carácter autoritario y disciplinador del gobierno de Alberto Weretilneck. Este mismo gobierno es quien  ha definido claramente un ajuste económico cuyas consecuencias recaen principalmente sobre los trabajadores  y sus familias, en consonancia con el modelo de ajuste neoliberal implementado por el presidente Macri, que cercena derechos de las mayorías a favor de las minorías poderosas y privilegiadas del país y sus socios mayores en el extranjero.

La memoria histórica nos recuerda que ya hemos vivido en este país y en esta provincia etapas muy duras de ajuste llevadas a cabo por gobiernos neoliberales, como sucedió en los años noventa y hasta muy entrado el siglo XXI en Río Negro, que sólo sirvieron para agrandar la brecha entre pobres y ricos y profundizar la exclusión social. Bajo el pretexto de un pretendido crecimiento económico, del que la mayoría de los rionegrinos no disfrutaremos jamás, y de un pretendido ordenamiento financiero, el gobernador nos propone “saldar las cuentas” a costa de una mayor pobreza y desempleo.

En este marco se inscribe la reforma educativa de nivel secundario propuesta por el gobierno – y acordada hace poco tiempo atrás con la Agrupación Azul Arancibia que conduce la UnTER - . Se trata de una imposición y no nace del consenso colectivo de las comunidades educativas, pues ignora la experiencia educativa desarrollada hasta el presente,  genera grandes incertidumbres respecto de las condiciones laborales y de las características organizacionales de los procesos de enseñanza y aprendizaje. No ha sido precedida de acciones concretas y suficientes de capacitación y debate para aplicar un cambio curricular como el que se plantea, acarreando grandes dudas y contradicciones sobre las verdaderas oportunidades de aprendizaje y la relevancia y validez académica y social de los conocimientos que se brindarían y acreditarían en la denominada ESRN.

Por eso, junto con gran parte de la docencia, Reclamamos un proceso de construcción curricular para la escuela secundaria que sea realmente democrático y participativo, con tiempos y espacios apropiados para la elaboración de las propuestas y para el proceso de aplicación. Sólo de esta manera será posible una auténtica transformación educativa. Cualquier cambio que se quiera hacer “contra” la docencia y sin escuchar a estudiantes y familias, está destinado al fracaso y la insistencia en aplicarlo de esta manera indica que la verdadera intención no es el cambio educativo sino el disciplinamiento y el ajuste consecuente sobre el presupuesto educativo y las políticas sociales concurrentes que garanticen de verdad el derecho social a la Educación, que este gobierno provincial no tiene intención de sostener, sino operar en consonancia con la “conquista al desierto educativa” proclamada por el ministro Bullrich en Choele Choel, con la eliminación de la paritaria nacional docente y las políticas de hambre y miseria que planifican los ministros del poder económico multinacional y concentrado Dujovne, Aranguren, González Fraga,  con la garantía de la represión de la ministra Bullrich, ya presente con claridad en nuestra Patagonia, en nuestra zona andina y en la lof Cushamen.

La inclusión educativa es incompatible con la lógica de ajuste económico con la que procede el actual gobierno, sub ejecutando presupuestos en áreas centrales para el desarrollo social, entre ellas el área educativa, como sucedió en 2016, o directamente decretando la aplicación de diversas variables de ajuste, tal como el mismo gobernador anunció recientemente para 2017.

Entendemos que en este difícil contexto provincial y nacional es fundamental la unidad de la clase trabajadora en defensa de nuestros legítimos derechos y de los del estudiantado a una educación  inclusiva y relevante, a condiciones dignas de trabajo y de vida y al ejercicio cotidiano de la democracia en todos los ámbitos de participación social y política.

Exigimos al gobierno provincial que abandone la estrategia de amenazar, amedrentar y utilizar el miedo a perder el puesto de trabajo para disciplinar a la docencia, como ya han declarado ayer el gobernador y la ministra, que deje de cambiar normas constitucionales por decreto como el reciente golpe a la Educación de Jóvenes y Adultos y sobre todo que deje de lado la confrontación desmedida, pues las consecuencias de la misma serán irreparables para el conjunto de la sociedad rionegrina.  Es hora de gobernar con las herramientas de la democracia, debatiendo los cambios que se quieran realizar en donde corresponde: el conjunto de la sociedad, la Legislatura y la Paritaria docente, con los tiempos y las condiciones que aseguren el consenso mayoritario que cualquier cambio educativo requiere para prosperar. Basta de decretos, amenazas, aprietes y golpes.

Bárbara Palumbo, Cecilia Pita, Javier Strizzi, Francisco Belmar, Estela Scorolli,Jorge Morales, Luis Giannini, Guillermo Lopumo, Verónica Magallán, Delfor González, Evangelina de Minicis, Roberto Díaz, Claudia Cosmi, Carmen Aguiar, Graciela Carrizo, Marta Juárez, Gabriela Montelpare. 

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.