Oficina de Género repudia agresión a Marta Ghianni

auto, Marta Ghianni

Desde la Oficina de Género repudiaron las agresiones impartidas a la Defensora Oficial Marta Ghianni: "Nos solidarizamos con esta mujer, que desde la Defensa Pública trabaja con responsabilidad y calidez por el respeto de los derechos y garantías de todos".

En un comunicado de prensa señalaron: El Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, es una fecha para repensar posturas, prácticas, prejuicios y estereotipos que se transmiten en la cultura patriarcal. Enfatizamos que la lucha por la prevención, sanción y erradicación de las distintas formas de violencia contra las mujeres, debe llevarse adelante, justamente, sin convertirnos en agresoras, violentando a nuestras congéneres.

Todx imputado tiene derecho a un abogadx defensor y el Estado debe asegurarlo para aquellxs que no cuenten con recursos. La Defensa tiene la obligación de velar por el cumplimiento del debido proceso y las garantías legales. Confundir el trabajo de lxs defensorxs, el cual se cumple por mandato constitucional, con absoluta responsabilidad, sin distinción de género, ni de otra índole, con la persona del imputado es una barbaridad.

En el mismo sentido, nos hacemos eco del reclamo de muchxs compañerxs judiciales que se encontraban desarrollando sus tareas durante la mañana de ayer, y sufrieron negativamente el impacto de la intervención realizada. Como así también a las personas que estaban por cuestiones propias de la actividad de este Poder del Estado y terminaron su día con mucha angustia y destrato.

Entendemos que decir y dar a conocer nuestra lucha es un trabajo diario, de vicisitudes, que el contexto hace que nos re-inventemos en las formas de hacerlo, la dramatización es una de ellas pero la manera en que ésta fue llevada a cabo y las derivaciones que tuvo resultaron contrarias al mensaje que intentaba transmitir y quienes así pensaron la intervención tienen responsabilidad sobre ello. Repudiamos todo acto de violencia física o simbólica como la que vivimos en nuestra institución.

Nada justifica la lucha por la no violencia, desde la violencia.