Los presos rionegrinos siguen disponiendo de celulares las 24 horas

detenido, CELULARES, preso

Imagen referencial (La Capital)

Una de las tareas que tendrá Jorge Crespo, el flamante Procurador General de la Provincia de Río Negro, será analizar un proyecto enviado desde el Poder Ejecutivo, por el cual se intenta evitar que los presos rionegrinos dispongan de teléfonos celulares las 24 horas.

Esta iniciativa fue entregada, desde el Servicio Penitencia Provincial, al Ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estévan, quien lo envió a la Procuraduría para su análisis.

Hugo Cecchini, Director del SPP, comentó en FM DE LA COSTA que “la idea no es que el interno quede sin comunicarse, pero sí entendemos que es necesario que se pueda regular la forma en que lo hacen”.

Según comentó Cecchini, en otras cárceles se utiliza el teléfono fijo, ya que en ninguna otra del país -excepto Río Negro- está permitido la utilización de los celulares”.

Relató que este permiso ya existe desde hace varios años y nació con la imposibilidad de tener telefonía fija en las unidades carcelarias, ya que los internos rompían las líneas o los aparatos permanentemente. Es por ello que, para evitar problemas legales (se iniciaron varias causas judiciales por parte de los presos) autorizaron el ingreso de celulares.

Sobre la reforma presentada a la Procuraduría de la provincia, el titular del Servicio Penitenciario detalló: “La misma consiste en regular el tiempo de uso, los horarios, y llevar un control de quien usa el móvil en el momento, o sea, que el interno registre el teléfono”.

Acerca de la propuesta comentó:“Hasta el momento no tenemos respuesta, de todos modos estamos a la espera de eso”.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.