En un campo de Luis Beltrán

Un niño fue mordido por una Yarará

yarara

Este lunes, Néstor Peñalba, un trabajador rural de 44 años realizaba sus tareas habituales en un campo a 70 km de Luis Beltrán. Estaba acompañado por su hijo Máximo de 12 años. El niño vio una víbora a la que intentó tocar con un palo. El ofidio saltó y alcanzó a morderle el dedo medio de la mano izquierda. 

Eran las tres de la tarde, estaban solos y sin movilidad, por lo que debieron esperar la llegada del dueño del campo una hora después. Trasladaron al niño al hospital de Beltrán, desde donde lo derivaron a Choele Choele. Allí le colocaron dos ampollas de suero antiofídico. De todos modos al empeorar su estado de salud tuvo que ser derivado a General Roca. 

Néstor había matado a la víbora y la dejo en el hospital de Choele Choel, luego de analizar la especie pudieron confirmar que se trataba de una Yarará.

En General Roca, Máximo fue estabilizado y se encuentra fuera de peligro y recuperándose. 

FUENTE: Conesaonline

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.