Sergio Massa: "El Kirchnerismo quedó en el pasado, marcado por la corrupción"

sergio massa, Martin Soria, fiesta de la manzana, 2017

El diputado nacional y referente del Frente Renovador, Sergio Massa, fue la nota política de la última edición de la Fiesta Nacional de la Manzana que finalizó anoche y que convocó a más de 100 mil personas en su última jornada.

La visita de referentes políticos nacionales no es una novedad ya que el excandidato a presidente Daniel Scioli también había pasado por el predio ubicado sobre la Ruta 22, hace dos años.

Con un fuerte discurso que apuntó a la fruticultura, Massa llamó al gobierno de Mauricio Macri a poner la mirada sobre las economías regionales y a recuperar el valor del trabajo y de los chacareros.

El exitendente de Tigre dijo que presentará en las próximas horas una propuesta económica para fortalecerlas, no sólo en el Valle de Río Negro sino que la propuesta también incluye a todas las que se encuentran distribuidas en las distintas provincias.

“Piensen por ejemplo que el champagne tiene un mecanismo de protección que no lo tiene la sidra. El año pasado se tiraron más de 240 millones de kilos de manzana. Son esfuerzos que no ven un resultado”, dijo.

Massa propondrá por un lado la reducción de impuestos que se sumarán a los reembolsos por las exportaciones. “Tenemos que generar que los  jugos concentrados tenga un premio económico por ganar y recuperar mercado que perdimos a mano de los polacos”, sostuvo el dirigente quien también solicitará la reducción de impuestos para evitar asimetrías en las economías regionales.

“Una cosa es definir un monto presupuestario para asistir, y otra cosa es definir reglas nuevas. Menor carga impositiva, por ejemplo, para una actividad que genera 200 puestos de trabajo real por hectárea, o en el caso del limón con 80 personas. Cuidar el producto no es sólo cuidar al productor sino también el trabajo genuino”, sostuvo.

“Es increíble que importemos manzanas”, enfatizó.

El dirigente del Frente Renovador evitó evaluar sus once meses de gestión en el gobierno de Cristina Fernández y sostuvo que el problema de los argentinos resulta más serio. La “presión impositiva, el tipo de cambio que no sigue un régimen administrado y se estanca, y la inflación”, son algunos de los problemas que Massa pidió resolver.

“La inflación alta y el aumento de luz y de nafta son un problema para la logística del producto es un golpe y nos quita competitividad”, sostuvo, y agregó que "frente a la angustia de algunos y la decepción de otros, lo importante no es optar por la crítica sino señalar los errores y proyectar el futuro para la Argentina".

El Peronismo y el futuro

Para Massa es necesario volver a creer en el proyecto del peronismo a nivel nacional. No sólo como bandera sino también como “un sueño de movilidad social ascendente, donde se pueda lograr una casa propia, una educación pública y se pueda cumplir el sueño del trabajo como motor de igualdad de oportunidades”,

“En la historia aparecen resultados exitosos y negativos. Sobre todo aparece el desafío de reconstruirse permanentemente. Tenemos que entender que la etapa que viene es de constuir un corazón peronista pero con los brazos abiertos a los democristianos y sectores del centro”, remarcó.

Massa también tuvo palabras de elogio para la gestión del intendente Martín Soria de quien destacó su gestión al frente del municipio de Roca.

Sin embargo no quiso avanzar sobre la posibilidad de algún tipo de alianzas ni estrategias con respecto a las próximas elecciones primarias. Aclaró que los candidatos por el Frente Renovador se verán recién en le mes de abril.

¿Y el Kirchnerismo?

“Primero es el pasado. Quedó en el pasado, marcado por la corrupción. El Peronismo tiene que superar la corrupción demostrándole a la sociedad que se pueden hacer cosas sin robar. Aparece nuestro desafío de reconstruirse permanentemente”, dijo de manera enfática Massa quien aseguró que ya no se puede pensar que un líder (el caso de Cristina) es la dueña de la gente. “La propia gente es la dueña de su voluntad y compara propuestas y equipos”. sostuvo.

El futuro de Río Negro

Massa no quiso generar enfrentamientos con el gobernador Alberto Weretilneck y sólo se limitó a aclarar que su objetivo político es que a Río Negro “le vaya bien”. Aclaró que este no es un buen contexto para los gobernadores a quienes se les hace difícil mantener sus provincias frente a la caída de las regalías por el precio del petróleo, y el freno a la obra pública. “Esos desequilibrios generan niveles de dependencia”, dijo.

“Hay que ayudar a los gobiernos provinciales a salir adelante porque en definitiva le va a ir bien a la gente”, explicó.

Macri y Lewis

El referente del Frente Renovador también le dedicó un párrafo al vínculo de amistad entre el presidente Mauricio Macri y el empresario inglés Joseph Lewis. “Me preocupa que cualquier empresario tenga privilegios por tener una relación con el presidente. Argentina necesita de reglas de juego que respeten los amigos y entenados”, sostuvo. (ANR)

 

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.