Causa Arbos: será liberado el sindicalista Walter Cortés

walter cortes

Walter Cortés

Los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Luis Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, resolvieron revocar la sentencia en contra de dos de los condenados por la causa Arbos. Se trata de Wálter Cortés y Víctor Cárcar quienes actualmente se encuentran detenidos en el Penal N° 14 de Esquel.

Básicamente, los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación entendieron que el tiempo transcurrido entre la comisión del delito y el dictado de la sentencia, había superado ampliamente la garantía del derecho a ser juzgado en un plazo razonable. 

Es probable que tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Walter Cortés y Víctor Cárcar pasen Año Nuevo en libertad, y que días después sigan el mismo camino los otros dos condenados por la causa Arbos, Ovidio Zúñiga y el ex intendente de Bariloche, Omar Goye.

Es que la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación terminó por beneficiar a los dirigentes gremiales y políticos quienes fueron detenidos en junio del año 2016, a excepción de Víctor Cárcar quien se mantuvo prófugo hasta julio de este año cuando fue detenido en la misma provincia de Neuquén.

Cabe recordar que la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal por mayoría confirmó la condena como coautores del delito de fraude en perjuicio de la Administración Pública reiterada en dos oportunidades de Walter Enrique Cortés y Víctor Ricardo Cárcary los condenó a cumplir las penas de 4 años de prisión e inhabilitación especial para ejercer cargos sindicales.

Fue justamente el abogado Gustavo Palmieri quien presentó el recurso que finalmente hizo lugar la Corte y que beneficiará -en un principio a Cortes y a Cárcar.

La defensa de los condenados fue en queja haciendo mención a varios puntos sobre la condena en cuestión entre ellos, y el que finalmente hizo lugar la CSJN, fue que se violó el derecho a ser juzgado en un plazo razonable, teniendo en cuenta que los delitos se habrían cometido en el año 1.999, que la investigación se inició en el año 2002, la citación a indagatoria fue en el año 2013, la requisitoria de elevación a juicio fue en el 2006 y finalmente fueron condenados en el año 2016, casi 17 años después de cometido el delito.

Palmieri remarcó que la Corte Suprema de Justicia “fue clara”. “Le puso un punto final a un tema que generó tanta polémica”, añadió.

“La Corte dejó en claro que no se puede enjuiciar a cualquiera, que hay reglas”, sentenció el asesor letrado, en diálogo con el programa radial Rompecabezas.

Dijo que la Corte “no da lugar” a otras interpretaciones, por lo que “no hay manera ni recurso que habilite que el proceso continúe”.

La causa

Los dirigentes se encuentran detenidos en el Penal Federal de Esquel. Cumplen una condena de cuatro años de prisión por fraude a la administración pública por gestionar de modo fraudulento dos subsidios para el exsanatorio Arbos, en 1999.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Roca dispuso el 16 de junio de 2016 la detención de los cuatro, luego de que la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal desestimara una serie de recursos extraordinarios federales presentados por los abogados defensores.

Los dirigentes fueron condenados por el Tribunal Oral Federal de Roca a cuatro años de prisión efectiva en abril de 2014. Los magistrados entendieron oportunamente que cometieron fraude a la administración pública al desviar unos 2 millones de dólares que tenían como destino el ahora desaparecido policlínico de Bariloche. Lo hicieron a través de distintas empresas fantasmas que tenían a su nombre. También fueron inhabilitados por cuatro años para ejercer cargos públicos.

Cárcar, extitular de la Uocra, permaneció prófugo hasta julio pasado, cuando fue capturado en Neuquén. (ANB)

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.