¿Qué motivó que los concejales no aprobaran ni rechazaran el presupuesto 2018?

PATAGONES, HCD

Foto gentileza de Claudia Lucero

Intereses políticos, viejas rencillas entre experimentados protagonistas, poco afecto al trabajo de algunos ediles (e incapacidad de otros) y un reglamento interno antiquísimo, fueron las causas por las cuales este viernes no se aprobó ni se rechazó el presupuesto 2018 en el Concejo Deliberante de Patagones.

A todo ello se sumó la falta de gestión política por parte del oficialismo (Cambiemos) para torcer el rumbo en una de las sesiones más importantes del año.

El grupo que en el cuerpo deliberativo lidera María Ciccone sufrió más que nunca la falta de mayoría propia. Más aún cuando bloques que supuestamente son aliados marcaron una serie de errores y diferencias en una propuesta parlamentaria que no tuvo el debido acompañamiento técnico/político por parte del Poder Ejecutivo.

La gente del intendente José Zara pretendía que en esta sesión especial se aprobara el presupuesto del año entrante, así como el aumento en el costo de algunas tasas y la creación de un nuevo impuesto, destinado a sostener el sistema de monitoreo y seguridad en el distrito.

La proposición tributaria ni siquiera llegó al recinto, ya que no logró el consenso necesario en la correspondiente comisión. El presupuesto, por su parte, sólo tuvo un dictamen de minoría, elaborado por Guillermo Skrt (Unión por Patagones) y que contó con la adhesión de Ricardo Marino (massismo).

Lo curioso fue que ni el oficialismo (Cambiemos) ni el PJ-Frente para la Victoria elaboraran un dictamen propio o adhirieran al de Skrt antes de la sesión.

La troupe de Ricardo Curetti esperó a llegar al recinto para plantear sus críticas de manera verbal, haciendo hincapié en que debía destinarse mayor dinero a las áreas sociales y a “los más necesitados”. Cambiemos, mientras tanto, optó por unirse a las “sugerencias” hechas por Skrt, lo mismo que el radical Juan Pablo Lozano.

En síntesis, el Concejo pasó a cuarto intermedio hasta el jueves próximo. Mientras tanto intentarán consensuar todas las modificaciones presupuestarias en un solo despacho de comisión. Es decir, querrán hacer algo que no pudieron en los días previos al encuentro de hoy.

En medio de todo esto quedaron en evidencia los aspectos que entorpecen un dinámico desempeño del HCD. El antiguo Reglamento Interno que lo rige debe ser inmediatamente reformado. Guillermo Skrt lo propuso hace poco tiempo, pero casi nadie lo escuchó. Quizás su idea era algo extremista (como, por ejemplo, pretendía que se sesionara todas las semanas), pero no caben dudas que el formato actual es un perfecto cómplice de aquellos que llegaron al Concejo Deliberante para tener una gestión tranquila, sin sobresaltos y que les brinde la posibilidad de continuar dedicándose a sus actividades anteriores.

Gustavo Bosco

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.