por Mario Floriani

“La Educación es responsabilidad de toda la sociedad, no solo potestad de los Gobiernos de Turnos”

mario floriani

En estos últimos días estamos viviendo una catarata de decretos, tanto del gobierno Nacional como del gobierno de Río Negro, avasallando claramente el Estado democrático que tanto pregonan por los medios de comunicación. La clase política se ufana de preocuparse por la educación y remarcan que es su prioridad y el camino para ser libres. Las políticas que implementan no se condicen para nada con estos principios. No alcanza con mejorar las estadísticas de la repitencia cero a costa del vaciamiento de contenidos, de focalizar el trabajo en las trayectorias escolares individuales, en pagar primero en el cronograma salarial al sector docente, cuando muchos han quedado por debajo de la línea de pobreza de $13.155.

El gobierno de Mauricio Macri hasta ahora gobernó para los grupos económicos concentrados de Argentina y de la Banca Internacional, sin ningún condicionante, solo promesas de inversión que no llegan. A la hora de la distribución de la riqueza los trabajadores/ras hemos quedado a la espera. La inflación feroz del 2016 dilapidó lo que en cada provincia cada sector pudo conquistar. La mejora en el segundo semestre del 2016 nunca llegó, ahora la meta se fija para el último trimestre del 2017.

La nueva oleada de tarifazos no contribuye a bajar los índices de precios, arrancamos enero con la suba de combustibles, luego el transporte público, se viene nuevamente el de la electricidad y el gas. Todo esto se traducirá al costo de vida con más

pérdida de nuestro poder adquisitivo, que provocará más recesión, menos consumo en el mercado interno, desempleo y convulsión social. Cada vez hay más pobres e indigentes, más argentinos sufren hambre, marginación y discriminación. Los sectores más vulnerables, hacen lo que pueden para sobrevivir. De la puja política y la “gobernabilidad” que acordó la oposición

partidaria, sigue contribuyendo a la pérdida de derechos de los trabajadores/as, jubilados/as y la infancia.

Esto no se corrige bajando la edad de imputabilidad a los 14 años, se mejora con políticas claras de contención social, educación, deporte, cultura, formación laboral y los recursos necesarios para favorecer a una economía social, micro emprendimientos y el

arranque de las PyMES que generen trabajo y dignidad a las personas con acceso a los servicios básicos.

El Gobierno nacional se niega a convocar a Paritaria Nacional Docente fijado por la Ley de financiamiento educativo. Recordemos que en febrero de 2016 se acordó un porcentaje de aumento salarial y luego no se quería homologar. Por las fuertes presiones y

movilizaciones antes del comienzo de clases, tuvieron que firmar en el Ministerio de Trabajo Nacional. Algo similar le sucede a los compañeros Bancarios. 

En diciembre vivimos la novela del cambio de Ley del Impuesto a las Ganancias, hubo un avance mínimo, incumpliéndose las promesas de campaña sobre la eliminación del impuesto al trabajo. A la fecha millones de argentinos seguimos aportando a este impuesto

regresivo, que es utilizado como el poder de la billetera para presionar a los gobernadores y lograr obediencia y alineamiento. 

Esto último es lo que pasa en Río Negro, ante el despilfarro de recursos en el 2015, con discursos efusivos de que estábamos en una provincia equilibrada y que no necesitábamos de nación para seguir funcionando, terminamos el segundo semestre del 2016

con atrasos en el pago de sueldos, emisión de letras para financiar los gastos corrientes y no escuchando las necesidades de los trabajadores/as.

Podemos confirmar que nuestros gobernantes son los mejores discípulos del poder central, exageran en el ajuste de un 20 %, resintiendo el correcto funcionamiento de las instituciones públicas, en educación faltaran recursos, ni hablar de las dificultades en el 

mantenimiento escolar que ya es evidente, el derecho social a la educación no estará garantizado. Modificaron la manera de designar a los docentes suplentes, esto se traduce en que el lerdo trámite burocrático para autorizar los suplentes hará que pasen semanas sin

docentes en las aulas, modificando las funciones y condiciones laborales de Supervisores, directores, vicedirectores, modelo que se utiliza en otras provincias donde solo se autorizan suplencias mayores a 30 días. ¿Esto no es acaso flexibilización laboral? ¿Quién paga el

ajuste? es claro que los trabajadores.

Nada se dice de la fuga de fondos en los suculentos sueldos de los funcionarios, legisladores, jueces y los subsidios a las escuelas privadas. Como siempre el hilo se corta por lo más delgado, los que menos tienen, en recursos y poder de definir.

Por ello la UnTER se opone a la imposición de políticas educativas y al vaciamiento de conocimientos de la escuela pública, al recorte del presupuesto educativo, a la nodesignación de suplentes.

Un párrafo aparte merece la aplicación de la Reforma Secundaria, además de la falsa discusión que nos quieren hacer creer que se dio entre toda la sociedad. Sin haber acordado el Diseño Curricular (qué y cómo enseñar, proceso evaluativo), sin régimen de

asistencia, incumbencias, compatibilidades y espacios de formación reales. Pretenden imponer una reforma educativa que por los cambios en las modalidades e incumbencias de títulos impuestas se perderán puestos de trabajo.

La resistencia a esta reforma no solo es por parte de los trabajadores/as de la educación, sino además de estudiantes, padres y distintos Consejos Deliberantes incluidos concejales del partido gobernante en la provincia.

Esta imposición también llega a Educación en contexto de encierro (CEPJA), sin poder disimular que todo apunta al achique y que toman a Educación como un gasto. Es evidente que el trasfondo es electoral, para las elecciones legislativas nacionales de medio

término. No se entiende la soberbia de las autoridades gubernamentales cuando por un lado sostienen que hay que reducir el gasto público, achicar el estado, y por el otro manifiestan que aumentarán las horas cátedras y los recursos entre un 25 al 30% del actual presupuesto, sin contar las necesidades edilicias, comedores y transporte escolar en los distintos niveles.

La falta de acuerdos no ha dejado muchas alternativas a los trabajadores, se pasó de los dichos a las acciones políticas de bloquear las asambleas. Esto comenzó a molestar al gobierno a tal punto que sacó al vocal gubernamental Omar Ribodino, quién agredió a un

dirigente gremial en San Antonio Oeste. Dicho funcionario continúa con la protección de la Ministra Silva, al día de la fecha no se le pidió la renuncia. Si es una estrategia para negociar salarios se equivocan, no alcanza el 17%, más aun cuando todavía no se ofreció nada para recuperar lo perdido en el 2016.

Es lamentable el grado de autoritarismo con que se quiere imponer una manera de gobernar. Los trabajadores/as no estamos dispuestos a soportar este accionar, seguiremos exigiendo que se cumplan con las leyes laborales y salariales, por ello reivindicamos las

paritarias como espacio genuino de discusión y negociación colectiva. El tiempo se agota, es necesaria la convocatoria a una urgente paritaria para debatir: la trasformación educativa de todo el nivel secundario, un aumento salarial de acuerdo a la pérdida del poder adquisitivo real, y políticas educativas que contemplen las necesidades de las comunidades educativas.

El conflicto está latente, el gobierno de Río Negro tiene la responsabilidad de buscar las soluciones, las que no serán el ajuste, desempleo, pérdida del poder adquisitivo, ni mucho menos el vaciamiento de la Educación Pública.

Mario Floriani

Ex Secretario General de UnTER

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.