Cinco Saltos

Diez años de prisión por tentativa de homicidio agravada por el uso de arma de fuego

El fiscal jefe Santiago Marquez Gauna destacó que la fiscalía pudo probar su teoría del caso y se mostró satisfecho por el monto de la pena. El representante del Ministerio Público había solicitado once años de cárcel.

"Esta fiscalía representa tanto el interés particular de la víctima como el interés social", explicó Marquez Gauna. Con respecto a lo anterior, mencionó que el agredido por convicción propia y asegurando que tenía "códigos" de la calle, no colaboró con la investigación. Sin embargo, el proceso continuó y se produjo toda la prueba necesaria para  confirmar sin ningún tipo de duda que el acusado había sido el autor del disparo.

"La sociedad tiene derecho a vivir libre de violencia, por eso pese la falta de intención de la víctima de prestar testimonio o de colaborar con el caso decidimos avanzar con la acusación y el juicio en contra del acusado", agregó el fiscal.

Marquez Gauna destacó el compromiso de los testigos del incidente, quienes declararon frente al Tribunal sobre lo ocurrido. Por otro lado, ponderó el trabajo de los integrantes de la Brigada de Investigaciones de Cinco Saltos que recabó importantes evidencias.

El Tribunal que dictó la sentecia estuvo integrado por los jueces Guillermo Baquero Lazcano, César Gutierrez Elcaraz y Florencia Caruso. Se aclara que el debate se desarrolló bajo las pautas previstas en el antiguo código de procedimiento penal según la Ley P 2107.

Respecto de la pena, el fiscal evaluó por un lado la extensión del daño en la víctima quien hasta el día de hoy continúa sufriendo las consecuencias del ataque. Debe recordarse que el joven que resultó herido con un disparo de arma de fuego sufrió importantes lesiones que lo dejaron postrado en un cama por el resto de su vida.

Las circunstancia en las cuales se dio la agresión fue otro de los criterios que citó el fiscal y que los jueces valoraron para fijar el plazo de la condena. La víctima estaba totalmente desarmado, escapando del lugar y de espaldas  a su agresor por lo que había razón alguna que justificara o atenuara la responsabilidad penal del acusado .

Por otro lado, el imputado contaba con numerosos antecedentes penales a lo que se sumarían distintas situaciones a partir de las cuales conocidos del ahora condenado habrían intentado amedentrar a familiares de la víctima.

Según la acusación fiscal el hecho ocurrió alrededor de las 05:50 del 28 de febrero de 2016, en inmediaciones del bar "La Anita" de Cinco Saltos. En esas circunstancias el acusado disparó con un arma calibre 38 contra la espalda de la víctima, hiriéndolo en la región posterior de tórax a la altura de la columna dorsal, causando compromiso de movilidad de miembros inferiores.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.