24 de Marzo: actos y actividades en toda la provincia

24 de marzo, dia de la memoria

Al cumplirse hoy 41 años del golpe militar de 1976, son muchas las actividades recordatorias y de rechazo a ese hecho que tienen lugar en toda la provincia de Río Negro, así como las manifestaciones de agrupaciones e individuos.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro convocan a conmemorar en la calles y junto al pueblo este 24 de Marzo, cuando se cumplen 41 años desde que se instaurara en nuestro país la última dictadura genocida.

En la mayoría de las ciudades rionegrinas las actividades tendrán lugar sobre la tarde. En Bariloche se concentra desde las 16,30 en Onelli y Brown; en General Roca a las 17 en Avenida Roca y Tucumán y en Viedma a las 18 en Plaza San Martín.  En tanto que enEl Bolsón, las entidades gremiales se encuentran realizando un Mural en la Ruta Nacional 40, a metros del paralelo 42, que se inaugurará a las 11 de la mañana.

El Golpe de Estado de 1976, digitado desde Washington, no solo usó la violencia más cruel para dar por tierra con el proceso de construcción de poder popular que se venía gestando en pos de una sociedad más justa, sino que instaló un plan económico cuyo saldo fue un endeudamiento galopante, la destrucción de la industria, el trabajo y los beneficios sociales adquiridos, dando como resultado desocupación, hambre y muerte.  Porque para poder ejecutar esas políticas fue necesario ilegalizar gremios y partidos, y ejercer una represión sin precedentes, con campos de concentración y tortura, donde más de 30.000 compañeros fueros desaparecidos.  Fue genocidio.

A 41 años del inicio de la etapa más oscura en la historia de nuestro país, es necesario alertar sobre el nuevo avance en la imposición de un plan neoliberal, donde el FMI vuelve a dar las recetas, los derechos sociales son recortados –lo que ocurre con la Salud y la Educación es clara muestra de esto-  y la oleada de despidos vuelve a dejar a millones de familias sin acceso a los derechos básicos y al borde de la indigencia, agrandando notablemente la brecha social  y engrosando la pobreza.    

Esta política que a nivel nacional lleva adelante el Gobierno de Mauricio Macri, la aplica en la Provincia el Gobernador Weretilneck que, como ayer en dictadura, hoy nuevamente ataca principalmente los organismos públicos a través del ajuste y los despidos. La única salida hasta el momento ha sido la propuesta de un mega endeudamiento a través de Plan Castello, para el cual no se ha consultado a la sociedad que será la que pagará no se sabe cómo este despilfarro.

Denunciaba el escritor y periodista Rodolfo Walsh en su Carta a las Juntas, escrita un año después del Golpe, se redujo el salario real de los trabajadores al 40%, disminuyó su participación en el ingreso nacional al 30%. El consumo de alimentos también bajó un 40%, el de ropa más del 50% y el de medicinas prácticamente desapareció en las capas populares. “La política económica de esa Junta solo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales”. La memoria es necesaria.

Asimismo, es necesario señalar la criminalización de quienes reclaman por los derechos de los trabajadores: hay más de 5000 procesados por luchar en todo el país.

No es un dato menor que el porcentaje más alto de desaparecidos fueran trabajadores, blanco de un proceso que quiso desterrar el avance logrado a través de la organización. Hoy, nuevamente la complicidad empresarial y política se reúne para saquear el país, transfiriendo recursos estatales  a través del endeudamiento que lejos está de servir al pueblo, sino más bien de cumplir con los negociados.

Nuevamente es la resistencia y la lucha de los trabajadores organizados los que pondrán un freno a esta nueva avanzada. En memoria de todos los compañeros desaparecidos y fieles en pos de la construcción de un mundo con justicia social para todos y todas, es que las calles vuelven a colmarse para decir Presente!

El Legislador Elvin Williams propone  homenajear a Walsh a 40 años de su desaparición forzosa

El Legislador Provincial Elvin Williams (FPV) presentará un proyecto de declaración en el ámbito de la Legislatura de la Provincia a los fines de reconocer la labor profesional, política y artística de Rodolfo Walsh, con motivo del cumplirse 40 años de la desaparición del escritor en el marco del genocidio acontecido en la Argentina durante la última dictadura militar.

Williams sostuvo que “la figura de una persona con la entereza, compromiso y valentía de Rodolfo Walsh debe ser reconocida una vez más por la Legislatura de nuestra provincia para que su ejemplo siga vigente y se de paso a continuar con proyectos presentados en esta orbita tal como el emplazamiento de un espacio un espacio de la memoria en el inmueble que fue habitado por Walsh en la localidad de Lamarque, sitió que fue declarado de interés histórico halla por el año 2000”  Y agrego: “necesitamos acercar a las nuevas generaciones la trayectoria e historia de vida de quienes han sido indispensables en la lucha contra la dictadura militar”

Sobre la vigencia de Walsh el Legislador del Valle Medio señaló que “son lamentables y llamativas algunas coincidencias que pueden observarse en la Carta Abierta a las Juntas Militares escrita por Walsh con lo que estamos viviendo en la Argentina de hoy y recordó que el periodista y escritor dice en su carta “donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades”. “Salvando las distancias podemos decir que lo que el gobierno de Mauricio Macri y Cambiemos reconoce hoy como errores son actos de corrupción, como el “error” de la condonación de los 70 mil millones de pesos del correo; y lo que omiten con el apagón estadístico son Un millón y medio de nuevos pobres” sostuvo Williams.

Continuando con la comparación de lo expresado en la carta y la cotidianeidad de nuestro país Williams mencionó que “El actual gobierno de cambiemos ha restaurado la corriente de ideas e intereses de minorías que traban el desarrollo de las fuerzas productivas, explotando al pueblo y disgregando la Nación; y que en la política económica de cambiemos es donde se castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada. En lo que va del mandato, 15 meses, el objetivo mayor se ha cumplido, que es la reducción del salario real de los trabajadores, esta caída del ingreso trajo recesión y en algunas economías regionales depresión, por ende desocupación creciente, principalmente en las industrias textiles, calzados línea blanca de los electrodomésticos”.

Para finalizar Williams recalcó que “Los resultados a la fecha han sido fulminantes, caída del consumo de los alimentos, principalmente leche; con cierre de secciones de firmas emblemáticas en el rubro como Sancor, la Serenisima y otras. Además la reducción de entrega de medicamentos en los hospitales, reducción de la cobertura de medicamentos por parte del PAMI, mientras este asiste al Club Boca Junior con  30 millones de pesos. Descenso del PBI, endeudamiento en dólares, 25000000 millones en 2 meses: enero y febrero de 2017, y 80000000 millones en lo que va del año. Es escandalosa la bicicleta financiera principalmente con las letras, ocurrió con el golpe de 1976 con la política financiera económica de Martínez de Hoz y hoy se ha triplicado. Le sumamos a todo esto la apertura indiscriminada de productos importados afectando el trabajo fabril Argentino principalmente de las Pymes que son afectadas doblemente por esto y la combinación de tarifas altas y tasas de interés usureras”.

Ratificamos el rumbo hacia el definitivo ¡Nunca más!

Hoy se cumplen 41 años del inicio de la dictadura más atroz de la historia de nuestro país. En aquel oscuro período, no sólo se cometieron los crímenes más salvajes de lesa humanidad, sino que además se instaló un proyecto neoliberal que castigó a millones de argentinos con la miseria planificada.

Este aniversario no es uno más. Estamos frente a una sucesión de hechos que buscan banalizar y restar importancia a los delitos cometidos durante la dictadura. Es sin duda un grave retroceso y una afrenta para todos aquellos que estamos comprometidos con las políticas de derechos humanos.

Nuestros 30 mil compañeros expresaron el proyecto de los pueblos. Sus desapariciones forzadas, seguidas de asesinato, eliminaron toda una generación que se había organizado para exigir derechos sociales, económicos y políticos; a fin de reivindicar una cultura en la que reinara el amor, la solidaridad y el compañerismo.

Como bien expresó Néstor Kirchner: “Pertenecemos a una generación que siempre creyó en las construcciones colectivas. La individualidad te pondrá en el firmamento, pero sólo la construcción colectiva nos reivindicará frente a la historia. Al fin y al cabo todos somos pasantes de la historia”.

Fue en este sentido que la lucha por la verdad y la justicia, se posicionaron como única esperanza para reconstruir los lazos del Estado y la sociedad hacia el “Nunca Más”. Esa consigna estuvo acompañada por el conjunto de los argentinos.

La política de juicios a quienes secuestraron, torturaron y mataron en los campos de concentración; robaron bebés de madres en cautiverio y se apropiaron de nuestro tiempo y nuestra historia, buscó fortalecer el compromiso y la responsabilidad ciudadana con la democracia.

Por todo esto, no debemos ignorar que las acciones en tono de persecución suceden en un contexto donde el Gobierno Nacional cuestiona incesantemente tanto los logros conquistados en Derechos Humanos como la cifra de 30 mil compañeros desaparecidos.

Estamos ante una coyuntura en la que decenas de represores y torturadores condenados han sido favorecidos con la prisión domiciliaria; donde muchos programas vinculados a los juicios por crímenes de lesa humanidad fueron desmantelados en una clara afronta a los organismos de Derechos Humanos.

No podemos retroceder hacia la injusticia, ni vulnerar la lucha histórica de las entidades de Derechos Humanos y el conjunto de la sociedad. Más que nunca ratificamos nuestro compromiso y acompañamiento hacia la Verdad, la Memoria y la Justicia. Por la unidad de nuestros pueblos hacia el definitivo ¡Nunca más!

Senadora Silvina García Larraburu

Fue un genocidio y son 30 mil los desaparecidos 

El 24 de marzo no es una fecha mas para nuestro país y para nuestro sentir como argentinos. Hace 41 años, esa fecha -tristemente- se convirtió en un parteaguas de nuestra historia como Nación.

Aunque en muchas oportunidades intentaron con relatos oficiales desconocer que el Estado Argentino, en manos de dictadores militares, apoyados y financiados por empresarios, acompañados por intelectuales y medios de comunicación, cometió un genocidio, los ciudadanos no permitimos ni permitiremos olvidar ni maquillar la realidad.

La memoria debe estar en el presente y en el futuro, porque la lucha del pueblo es la misma ayer y hoy, y lo será hasta tanto la justicia llegue a todos los responsables de estas atrocidades, a los cómplices de un plan sistemático de muerte y desaparición.

Son 30 mil nuestros desaparecidos y no se trata solo de un número, se trata de una generación entera de jóvenes que entregaron su vida para luchar contra un sistema perverso, destructivo que buscaba someternos al liberalismo de mercado pleno, en donde el trabajador se convierte en algo menos que un objeto de uso y descarte, en donde sólo los ricos y poderosos cuentan con derechos.

Son 30 mil desparecidos y podían haber sido muchos más, pero la férrea resistencia de un pueblo lo impidió. La lucha de las madres y las abuelas de plaza de mayo, de las organizaciones estudiantiles, sindicales, aún en un estado de terror, pudieron con valentía y sensatez legarnos un país mejor, un país que terminó con las dictaduras militares para iniciar un camino democrático.

Hoy más que nunca tenemos que tener presente la historia, esa historia que tanto nos marcó y que no puede quedar solapada bajo los discursos de sectores a los que les conviene relativizar el horror.

“Memoria, Verdad y Justicia. Hoy más que nunca frente a la derecha neoliberal”

El mundo cambia permanentemente en todas sus dimensiones. Cambia el clima, la política, la economía, aunque esos cambios no puedan ser vistos como favorables a la vida digna de los pueblos. Se recalienta el clima y se degrada y destruye la vida, al compás de la desmedida explotación de la madre tierra y sus hijas e hijos humanos, en favor de una cada vez mayor concentración y acumulación de la riqueza en manos de quienes se van apoderando de los gobiernos en varios lugares del mundo.

Así vemos como triunfan los gobernantes que “no iban a robar porque ya eran ricos” dicho por siniestros mercenarios de la comunicación, para encubrir lo que todo trabajador y trabajadora sabe por conciencia histórica: que la ambición de los patrones y la fiebre de explotación y acumulación del capitalismo no tiene límites propios.

El único que le puede poner límites es el Estado y sus leyes protectoras de los derechos individuales, sociales y económicos. Para quebrar esos límites, incluso violando abiertamente las leyes, la constitución, los convenios internacionales y cualquier protección legal de los derechos de ciudadanía, llegaron al gobierno personajes de la derecha como Donald Trump a EEUU, Temer destituyendo a Dilma en Brasil y Macri en nuestro país.

El primero de ellos acaba de sostener que “la migración no es un derecho”, dicho en la Europa que cotidianamente expulsa a morir en el Mediterráneo a miles de refugiados de la guerra siria, que las mismas potencias occidentales promueven junto con el Estado genocida de Israel.

En la Argentina macrista la caída de la producción y la desaceleración del crecimiento que recae en la precarización del trabajo y el aniquilamiento de las economías regionales, es producto de medidas claras del gobierno para profundizar la concentración de la riqueza: eliminación de retenciones, devaluación, apertura de las importaciones, tarifazos, condonación de enormes deudas a grandes empresas con el estado, pago a los buitres y aumento exponencial de la deuda externa.

Para eso fue la llegada de los CEOS de las multinacionales al poder político, para profundizar la desigualdad y la pobreza, con un poder mediático que manipula la información y construye un relato que pretende aniquilar la conciencia histórica de los pueblos, falsificando la realidad para construir una hegemonía ideológica y cultural favorable a la derecha.

Con el relato pretenden la aceptación de la desigualdad como orden natural y el aplauso permanente hacia la violencia policial e institucional, porque el problema es “la inseguridad”, recurso que alimenta cada día la cuota de miedo al otro, para destruir los lazos solidarios que nos definen como pueblo. Con ello pretenden neutralizar la indignación popular hacia los despidos, las rebajas salariales producidas por los tarifazos y la inflación, la cancelación de las paritarias, pero también los aumentos de sueldo a los militares y policías, el empoderamiento de estos brazos represivos que van profundizando los rasgos de estado policial. 

Su expresión han sido las escuchas ilegales y su uso mediático, las distintas represiones a las protestas de pueblos originarios y trabajadores y como máxima expresión la injusta cárcel a Milagro Sala y sus compañeras y compañeros de la Tupac Amaru en Jujuy.

Así como están encumbrados en el poder los más nefastos personajes de la economía de mercado que implantó la dictadura y el menemismo para refundar sus políticas, también han retornado al poder los carapintadas y muchos dirigentes favorecedores del ciclo de impunidad que se abrió en semana santa del 87, así como los servicios de inteligencia que trabajaron siempre para la CIA y el MOSAD israelí, responsables de la impunidad del terrorismo sufrido por nuestro país en los noventa.

Para esconder sus violaciones a la ley nacional de Defensa de la Democracia y la mayoría de los convenios internacionales de Derechos Humanos que son ley en nuestro país, han debido volver a instalar en su relato que los desaparecidos no son 30.000, que no hubo un plan sistemático de exterminio y genocidio durante la dictadura, sino una “guerra sucia”, que los jueces garantistas pueden ser amenazados hasta que renuncien, que los paros y las marchas de cientos de miles de trabajadores docentes, estatales y de todas las actividades, son caprichos de algunos dirigentes sindicales, a los cuales no han dudado en amenazar y amedrentar públicamente, como hizo Macri en el discurso presidencial el 1° de marzo.  

En nuestra propia provincia la militarización del servicio penitenciario, el empoderamiento de la policía como fuerza represiva, los múltiples crímenes impunes vinculados a la violencia institucional, la detención discriminatoria de chicas y chicos convalidada por el STJ, el apañamiento a un legislador acusado de un delito grave de violencia sexual, son claras muestras, junto con los ajustes en la salud, la educación y las políticas sociales, así como la terrible crisis de todos sectores productivos, que provocan innumerables nuevos conflictos, son claros ejemplos de que también vivimos en la Argentina del macrismo y sufrimos cada día sus consecuencias. 

Hoy más que nunca es necesaria la Memoria, la Verdad y la Justicia porque estamos retrocediendo claramente en materia de Derechos Humanos, los vinculados a la impunidad del pasado terrorista de Estado y los vinculados a la igualdad y a la dignidad de nuestro pueblo en el presente.

Con pobres cada vez más pobres, con conflictos laborales en todo el país y en todos los rubros, con la injusticia avasallando derechos conquistados y con un

símbolo ineludible que sintetiza todo: Milagros aún está Presa.  Pero no les alcanza con eso, a medida que la crisis avanza y las encuestas delatan que el pueblo está añorando a Cristina, sin dudas también irán por ella y por quienes se expresen como alternativa contraria al neoliberalismo y su estado policial imperante.

Sostengamos hoy más que nunca la Memoria la Verdad y la Justicia porque vienen por todo. Es preciso construir cada día la unidad del campo nacional y popular, alimentando sus luchas por la igualdad y articulando una alternativa que, más temprano que tarde, nos permita reconstruir otro país con libertad, igualdad, democracia verdadera y justicia social.  

MESA EJECUTIVA FRENTE GRANDE RIO NEGRO

DENUNCIAR CADA ATROPELLO CONTRA LA DIGNIDAD HUMANA AL GRITO DE NUNCA MÁS

Hace 41 años el terrorismo de estado abrió paso a una de las etapas más sangrientas de la historia argentina. El golpe de estado perpetrado por Fuerzas Armadas a poco de asumir, dejo en evidencia el plan de desmantelamiento de la economía del país y de toda fuerza popular organizada que se opusiera a él. La disolución del Parlamento, la depuración del Poder Judicial, el establecimiento de tribunales militares, la ocupación violenta de la rama ejecutiva del Gobierno, la introducción de la pena de muerte, la suspensión de los partidos políticos, el control militar de los sindicatos, la supresión del derecho de huelga, la ocupación de las fábricas y el arresto de obreros marcaron una nueva etapa donde se sembró el terror, se demolió la industria nacional y se entregó la riqueza del país a capitales concentrados. Por supuesto, los grandes grupos económicos, nacionales y extranjeros, aplaudieron las medidas del gobierno dictador.

Hoy tenemos la obligación de mantener la memoria viva de esos hechos, sin olvidar que estos intereses concentrados representan un modelo económico que sigue buscando el total dominio de nuestros recursos naturales e intenta quebrantar el ejercicio de la soberanía.

En este 24 de marzo, el pueblo vuelve a recordar su historia porque es la manera de no volver a repetirla y poder denunciar cada atropello contra la dignidad humana al grito de Nunca Más.

Senadora Magdalena Odarda

Frente Progresista CC ARI

Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia - Nadina Díaz

Es extraño como una simple fecha puede significar tanto, el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976. Todos somos víctimas de ese proceso, al conocer la historia, nuestra construcción social nos exige avanzar para que el Nunca Más sea activo y permanente. 
Hoy se busca reflexionar, pensar un Nunca Más profundo que se siga aplicando al presente, como un manifiesto por la vida y seguir ante aquellos que solo se permiten asumirlo como algo del pasado.
30.000 desaparecidos y más de 600 soldados muertos, consecuencia del golpe militar del 24 de marzo de 1976.
Río Negro colecta el nombre de ciudadanos, vecinos que aún siguen Desaparecidos, pero NO OLVIDADOS:

José Luis Albanessi (?)
Mónica Judith Almirón de Lauroni (Cipolletti)
José Luis Appel de La Cruz (Cipolletti)
Jorge Alberto Asenjo (Saltos)
Mabel D'Amico (Viedma)
Carmen A. Delard Cabezas de Appel (Cipolletti)
Gambarino (S. Grande)
Lilian Raquel Gimenez (?)
Juan Marcos Herman (Bariloche)
Fernando Jara (oriundo de Cipolletti)
Enzo Lauroni (Cipolletti)
René Emilio León (Viedma)
Carlos Horacio Magariños (Cipolletti)
Carlos Alberto Nakandakare (?)
Juan Mateo Nieto (General Roca)
Ana María Rita Perdighe (oriunda de Cipolletti)
Graziano Victorio Perdighe (oriundo de Cipolletti)
Héctor Pérez Jara (Viedma)
Juan Raul Pichulman (Viedma)
Pedro Ricardo Reyes Escobar (Viedma)
Darío Rossi (Viedma)
María Luisa Salto (oriunda de Cipolletti)
Julio Cesar Schwartz (Bolsón)
Carlos Adolfo Surraco Britos (Ingeniero Jacobacci)
Cecilia Liliana Vecchi (Saltos)
Hugo Vera (Viedma)
Oscar Vera (Viedma)
Leticia Veraldi (Cipolletti)
Leopoldo Crist. Vodopovidez (General Roca)
Carlos Alberto Zalazar (Viedma)
FUENTE: http://www.desaparecidos.org/arg/rio/

Hoy la Defensoría Del Pueblo de Río Negro lleva adelante acciones de promoción de los Derechos Humanos generando una cultura de respeto por los mismos. Monitoreando situaciones que puedan generar violaciones, principalmente en grupos sociales: mujeres, niños, personas adultas mayores, pueblos originarios, personas privadas de libertad, yante ante situaciones de conflictos sociales, económicos, culturales o políticos.” 
Por eso y citando al fiscal Julio César Strassera en el cierre de su alegato en 1985 “Señores jueces, quiero utilizar una frase que pertenece ya a todo el pueblo argentino: Nunca más”.

"LA MEMORIA Y LA JUSTICIA SON EL ÚNICO CAMINO HACIA UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA ”

La legisladora de JSRN, Roxana Fernández, recordó un nuevo aniversario del golpe cívico- militar que sufrió nuestro país el 24 de marzo de 1976 y señaló que “hoy más que nunca, continuamos movilizándonos y llenando nuestras plazas, demostrando que esta es una lucha colectiva y sigue plenamente vigente en la memoria y en la historia política de todos los argentinos”.

La parlamentaria aseguró que “el terrorismo de Estado significó esencialmente la implementación de un modelo perverso, que impactó en todos los órdenes de la vida institucional y política de la sociedad, sembrando el horror, la represión y el avasallamiento de los derechos de las personas. Con una fuerte apertura económica que generó una competencia desleal con el mercado interno y destruyó por completo la industria nacional”. 

En este sentido agregó que “el corrimiento del Estado incentivando el prejuicio de su ineficiencia, la intervención de los sindicatos y partidos políticos, el disciplinamiento mediante la desaparición, tortura y muerte de quienes militaban y consideraban a la política como herramienta de cambio, fueron las bases para la viabilidad de la estructura económica que se implementó y se profundizó posteriormente”.

Además, Fernández subrayó que “la dictadura fue cívico militar, y debemos remarcar este hecho a todas luces evidente”. “Así como en su momento fue necesario deconstruir la teoría de los dos demonios, hoy es ineludible insistir en la responsabilidad de vastos sectores económicos y de la sociedad civil, que pergeñaron y financiaron la dictadura, algunos de los cuales aún juegan un rol fundamental en nuestra sociedad”.

“Debemos recordar el 24 de marzo de 1976 como lo que fue: un genocidio y un intento de destrucción de la identidad de un pueblo, utilizando métodos represivos y coercitivos con el fin de imponer un nuevo orden”, remarcó la legisladora y concluyó “repasar la historia y mantener  viva la memoria es fundamental no solo para comprender el pasado sino también para identificar discursos actuales que abrevan  aquellas lógicas ".

UP convoca a marchar en toda la provincia

La dictadura que inició el fatídico 24 de marzo de 1976 profundizó un proceso que se ocupó de desarticular a la clase trabajadora y a sus organizaciones para hacer posible un nuevo proyecto de las clases dominantes. 

El objetivo era desmontar a través de las políticas de apertura, endeudamiento y desindustrialización, las bases productivas que durante décadas habían posibilitado el desarrollo y fortalecimiento del movimiento obrero y que habían facilitado la conformación de alianzas sociales que, una y otra vez, cuestionaron la distribución del poder y la riqueza en nuestra patria. Así se articularon, en una clara asociación ilícita, las fuerzas armadas y los grupos empresarios locales y extranjeros más importantes del país.

Para esto fue necesario llevar adelante la represión más cruel que viviera nuestro país, utilizando el aparato del Estado para detener y desaparecer a más de 30 mil compañeros.  

A 41 años de que se abriera este proceso y ante la actual avanzada sin pausa de la más pura política neoliberal encarnada en el Gobierno de Mauricio Macri, es que hoy se sale a las calles.  

Si bien ya no está Martínez de Hoz al frente del Ministerio de Economía, para la Unidad Popular es Macri la expresión genuina del poder económico más concentrado, gobernando democráticamente la Argentina. Hoy esto se ve reflejado en una política de ajuste con devaluación, eliminación de retenciones, aceleración de precios, ajustes tarifarios, subas significativas de las tasas de interés, política de despidos y caída del salario real y caída de los ingresos en general, de jubilados, trabajadores y pequeños y medianos empresarios.

El camino de la justicia está indiscutiblemente ligado a la capacidad que tengamos como sociedad de vertebrar una nueva estrategia emancipatoria.

Por la memoria de todos los que dieron la pelea por un mundo más justo: Nunca más!!

1976 -24 DE MARZO- 2017 | LA IDENTIDAD COMO DISPUTA MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

A 41 años de ese día negro en la historia nacional, quizás uno de los temas más discutidos sigue siendo el de la identidad.

Quienes tomaron por asalto el gobierno de nuestro país, tenían bien en claro que el enemigo principal de su proyecto era la identidad nacional y popular arraigada profundamente en amplios sectores de la clase trabajadora y estudiantil, generada en las ideas fundantes del socialismo y un grupo importante de intelectuales como Arturo Jauretche y Scalabrini Ortíz, que sin proponerlo, dieron forma a la construcción identitaria del peronismo.

Fue precisamente ahí donde atacó la dictadura cívico-militar. Sobre quienes, fueran o no parte de la revolución armada y mostraran un fuerte compromiso con la defensa de los intereses comunes de las mayorías nacionales.

Fue la década de 1970 en nuestro país una incubadora de ideas y acciones que pretendían construir un modelo económico y político que consolidara cultural, económica y socialmente las ideas socialistas que había llevado a la práctica, parcialmente el peronismo, pero que por su propia esencia movimentista no había podido consolidarse por encontrar en su interior resistencias difíciles de quebrar vinculadas a sus identidades conservadoras.

Fue así que la última dictadura propicio, pensó y ejecutó un programa sistemático para borrar la identidad nacional y socialista en donde su principal acción fue la de hacer desaparecer gran parte de una generación que entendía y compartía este objetivo popular. Además de apropiarse de sus hijos para borrar así cualquier huella de identidad nacional y popular, intentando en gran parte de ellos mutarlas por identidades ajenas, alejadas de los ideales de sus padres y madres.

41 años después seguimos dando esa disputa de identidad, registrando así, momentos de mayor conciencia colectiva como pueblo y otras –como ahora- donde importante cantidad de compañeras y compañeros con pertenencia a esa gran mayoría nacional, casi en un gesto de derrota, confunden su propia identidad, pensando como el poder y acompañando estáticamente sus políticas.

Por ello desde el Partido Socialista creemos que ésta es la gran batalla que, al igual que ayer, hoy debemos seguir dando en el campo popular. Una batalla que es profundamente cultural, una batalla que sigue siendo de clase pero además es feminista y ambiental, una batalla para recuperar nuestra conciencia de pueblo, una batalla para no encandilarnos con falsas luces.

Ayer nuestra identidad fue apropiada por la fuerza, por ello y como única razón para homenajear a los 30.000, no neguemos ni entreguemos nuestra identidad. Tenemos ejemplos de resistencia en los cuales podemos fortalecernos, ...las mujeres que se movilizan por sus derechos, los colectivos de género que luchan por la igualdad, las comunidades originarias, los trabajadores y trabajadoras que se resisten a pagar las consecuencias de los ajustes del gobierno de macri y sus cómplices a lo largo y ancho del país, -Río Negro es un claro ejemplo-, y la histórica lucha de madres y abuelas de Plaza de Mayo como tantos otros ejemplos de resistencia.

"Por los 30.000 compañeros detenidos, desaparecidos. Presente!!! Ahora y siempre!!!"

María Luz Riera
Secretaria General y de Organización

Paolo Etchepareborda
Presidente Partido Socialista de Río Negro

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.