Último Momento

Accidente y extensión de Vida Útil de la Central Nuclear de Embalse, Córdoba

central nuclear, Raúl Montenegro

El Dr. Raúl Montenegro, es Biólogo, Ambientalista, Profesor en la Universidad Nacional de Córdoba, y en otras instituciones educativas. En 1982, fundó la “Fundación para la defensa del Ambiente” (FUNAM). En 1995, fue su Presidente. También, fue galardonado como Premio Nobel Alternativo, en base a su investigación. Es oriundo de la provincia Córdoba, Argentina, ha denunciado en reiteradas ocasiones el tema de los accidentes ocurridos en la Central Nuclear de Embalse, Río Tercero, como también la intención de prolongar la vida útil de esta central.

Me encuentro en este momento en la Universidad de California, Estados Unidos, lugar donde nos hemos estado reuniendo los premios nobel alternativos de Estados Unidos y de Canadá, aquí no solamente hay expertos y especialistas de primera línea que han recibido el premio, sino también docentes investigadores de la Universidad de California que han sido los organizadores de este encuentro. Entonces aproveché esta oportunidad que era única para mostrar un poco lo que había sucedido en Córdoba, particularmente, el accidente ocurrido hacia fines de diciembre del año pasado, pero también otros acontecimientos igualmente graves, que ha sido un poco la constante de la Central Nuclear de Embalse, lo que es importante marcar es lo siguiente: se habla de accidente cuando es causado dentro de la propia central ya sea por fallas en los equipos, en las instalaciones por error humano; y evento es cuando se debe a una situación externa, por ej.: un avión de gran porte, boeing 747, que pudiera golpear contra el propio reactor nuclear o contra los silos que están al lado del reactor, son unas estructuras separadas de cemento, donde está el combustible nuclear agotado de la central radiactivo.

Entonces, estos accidentes o eventos, de acuerdo con la clasificación del INES, esta clasificación es una categorización que ha hecho el propio Organismo Internacional de Energía Atómica, máximo nivel de accidente es 7, por ej.: lo que sucedió en Chernobyl, o lo que pasó en Fukushima, en Japón. Entonces, debe quedar claro que, en un reactor nuclear, como el que tenemos en Córdoba, o en Atucha, en el caso nuestro es un reactor RA-6, de origen canadiense, en cualquier reactor nuclear puede pasar el peor accidente posible, no hay ningún reactor, ninguna parte del mundo que esté exento de que esto pase. En el caso particular del reactor de Embalse, no solamente puede pasar, sino que al haberse extendido la vida útil, en forma ilegal y con un permiso absolutamente inválido, obviamente el riesgo es mucho mayor porque a partir de ésta remodelación que se ha hecho va haber piezas y partes nuevas, junto a piezas y partes antiguas, pero además, no solamente va a ser más peligroso a largo plazo el funcionamiento del reactor, sino que ya hay acumulados treinta años de combustible nuclear agotado, altamente radiactivo los silos, que están al lado del reactor, entonces si uno habla del doble de vida útil, también va a ser el doble de combustible nuclear agotado, que puede representar y de hecho es un riesgo enorme.

FUNAM denuncia accidente en la Central Nuclear de Embalse, a fines de 2017

En el caso del accidente que ocurrió a mediados de diciembre del 2017, lo primero es advertir que se mantuvo en secreto, aunque las autoridades nucleares están diciendo en este momento, para reducir su responsabilidad que sí había sido incluido. Primero, esto se incluyó una vez que nosotros hicimos la denuncia, que tuvo una gran repercusión tanto nacional como internacional, pero además nunca hicieron la comunicación pública, básicamente, no quieren que se sepa, tanto este como los numerosos accidentes y eventos que se han mantenido en secreto. Pensemos nomás que, en plena etapa de funcionamiento, la mayor parte de los escapes que ha habido de agua pesada, contaminada radiactivamente, ha sido FUNAM quien los hizo públicos, y después salía a destiempo la Comisión Nacional de Energía Atómica a reconocer información que nosotros dábamos, y que había tenido por fuentes la propia comisión.

 Este accidente de fines del año pasado fue grave, sobre todo para las personas afectadas, fue un error humano, lo que sucedió es que saltaron unos sellos de goma que hay adentro del área de re-entubado, y se produjo una contaminación por una nube de vapor, conteniendo TRITIO 3, es material radiactivo, obviamente cancerígeno. Por tanto, se produjo la contaminación de las personas, lo que debe tenerse en cuenta que según la información oficial fueron 5 personas afectadas, nosotros creemos que puede haber sido mayor. Estas personas afectadas llegaron a recibir 6 Milisievert de radiación, que es una medida de radiación absorbida por el tejido vivo, y como consecuencia directa se evacuó el lugar.

A partir de este episodio, se estableció un sistema de mediación continua, que obviamente es el resultado también de lo que pasó, pero lo más grave es que en ningún momento las autoridades nucleares explicaron a las personas que recibieron esa radiación, es que a nivel de radiación no hay ningún valor de seguridad, cuando ellos dicen que hay un valor, ese valor es aceptado como convención para que pueda seguir haciéndose actividades nucleares, pero, en realidad, desde el punto de vista biológico, cualquier valor distinto de cero, cualquier valor carga de radiación es riesgo, sobre todo riesgo oncológico.

No existe NINGÚN valor de radiación ionizante que sea inocuo para la salud

Es la parte que las autoridades regulatorias, la propia NASA y la Comisión Nacional Energía Atómica, no le dicen a las personas que de acuerdo a lo que estableció en el 2006, la academia de Ciencias de Estados Unidos, a través del documento Bayer 7 segunda fase, indica claramente que no hay ningún valor de radiación ionizante, que este caso es la radiación tanto producida por las actividades nucleares, como por los materiales radiactivos, no hay ningún valor de radiación que sea inocuo, por tanto, todas las personas que estuvieron expuestas a TRITIO3, tienen por lo tanto un riesgo para su salud a efectos justamente de esta exposición.

En muchos casos se va a decir que en realidad las personas están sometidas a un fondo de radiación, eso es correcto, todas las personas están expuestas a un fondo de radiación natural, por ej.: radiación cósmica, los materiales radiactivos que están en los materiales de construcción, pero esto no quiere decir que ese fondo radiactivo en primer lugar sea ofensivo, también es oncogénico, la diferencia es que no lo podemos neutralizar, pero lo que paso en este caso, es que a las personas que sufrieron esta contaminación por  TRITIO 3, ya esas personas estaban expuestas al fondo radiactivo, pero se le agregó toda esta nueva cantidad de radiación. La radiación no se acumula, pero si se acumula el riesgo. Entonces, estas personas se las expuso a un riesgo, y en este caso fueron contaminadas, el problema es que los efectos sobre los organismos vivos, en este caso las personas, generalmente, no es inmediato, o sea puede generarse un procesos de daño a la salud, un proceso oncológico, pero a plazos que no se conocen, de la misma forma que una persona expuesta puede no verse afectada porque su propio organismo ha funcionado muy bien reparando lo que ha podido dañar, pero en otros casos el organismo no ha podido hacerlo y por tanto puede desarrollarse un efecto.

 Esto es lo que las autoridades no le indican a la gente, te hacen creer que hay un valor que las protege, no hay ningún valor de radiación que sea seguro. 

Por eso, decimos, que además que ese riesgo, que ha sido constante y con toda una política de mantener en secreto, un elemento que no se tiene cuenta, que me parece importante marcarlo, es que este accidente el de diciembre del 2017, pasa no en un reactor en funcionamiento, sino en un reactor que está siendo remodelado, con todos los típicos ingredientes: el secreto, personas contaminadas, minimización, incluso una actitud irresponsable hacia las personas que fueron contaminadas, entonces, si esto está pasando en un reactor que está detenido, en parada, ¿qué es lo que podemos esperar de un reactor en funcionamiento y con la misma irresponsabilidad para manejar las operaciones como para manejar la información que básicamente es ocultarla no?

Otro elemento muy grave, aparte del secretismo, es que siempre fue FUNAM quien informo y denunció los accidentes de fuga de agua pesada, no fue por voluntad propia de la autoridad regulatoria nuclear. Esto debe quedar claro que ya es toda una tradición, justamente de no informar lo que está pasando.

Se decidió la extensión de la vida útil de la Central Nuclear de Embalse, sin haberse realizado estudios de impacto ambiental, ni audiencia pública.

Además de todo lo que tiene que ver con estos riesgos, por impericia, por mal funcionamiento, por desinformación, debe tenerse en cuenta que institucionalmente se decide la extensión de la vida útil de la Central Nuclear de Embalse, en la gestión de Cristina Kirchner, y se firman incluso los contratos y comienzan a hacerse piezas, partes, sin que se halla realizado hasta ese momento, ni estudios de impacto ambiental, ni audiencia pública, es decir, se empezó hacer inversiones, a construir, precisamente debido a la presión que hizo FUNAM, mostrándole a la Secretaría de Ambiente, el gobierno de Córdoba, co-responsable de todo lo que ha venido pasando y lo que pasa, a la Comisión Nacional de Energía Atómica, y específicamente a NASA, para que hagan el estudio de impacto ambiental.

Este estudio de impacto ambiental se hace con posterioridad, o sea ya había piezas totalmente terminadas desde el momento que se llama para que se haga el estudio de impacto ambiental, se hace este estudio, y posteriormente se completa con otra escena montada como es la audiencia pública, que se hace en Embalse, a la cual nosotros asistimos y marcamos toda ésta invalidez administrativa para nuestro punto de vista legal, entonces se hizo todo un montaje administrativo desde la gestión de Juan Schiaretti, para que finalmente la Secretaria de Ambiente de la Provincia, le diera la licencia ambiental para una obra que ya se estaba construyendo, para una obra cuyas partes estaban decididas, y para un estudio de impacto ambiental absolutamente mediocre que en cualquier lugar, con un mínimo de capacidad técnica, hubieran rechazado, yo lo que quiero aclarar y subrayar especialmente es que ese estudio de impacto ambiental, además de no considerar las partes más críticas de un reactor, se hizo de una forma rápida e improvisada, y que en apenas unos meses, se montó toda esta especie de obra de teatro, de audiencia pública, sobre un mal estudio de impacto ambiental.

Es realmente una falta de respeto esto para las personas y el enorme riesgo de llevar a la sociedad a una situación con posibilidades del máximo accidente posible, sin que se haya cumplido lo que marca la ley, me parece que le da un contexto alarmante, en esto también quiero aclarar, que hay una continuidad política y del estado, toda la irresponsabilidad que se dio a nivel de la extensión de vida útil, durante el gobierno de Cristina Kirchner, es la misma irresponsabilidad agravada que se da en el gobierno de Mauricio Macri, es decir, con esta autorización ambiental, todo lo que es con la licencia ambiental, que es marcadamente inválida, en realidad se ha tratado de cubrir con un manto de falsa legalidad, de falsa institucionalidad, sobre todo de un incumplimiento fragante de lo que era la ley del ambiente 7343, que yo la hice en su momento y luego se aprobó en 1985, como de la ley de política ambiental 10208, que realmente fueron simplemente bastardeadas desde la propia secretaria de ambiente.

Peor aún, nosotros hicimos una presentación judicial, en donde se marcaba esta ilegalidad con pruebas realmente irrefutables, pero claro, esta causa que iniciamos le llego al juez Claudio Bonadio, en la justicia federal en Buenos Aires, una denuncia donde estaban involucradas tanto Julio de Vido, del gobierno de Cristina Kirchner, como en el caso por ejemplo del gobierno de Mauricio Macri, el caso de José Aranguren, que tiene la misma responsabilidad, o la misma irresponsabilidad, y en lugar de investigar, de tener en cuenta esas pruebas irrefutables, que se incluían, porque fue grosera la forma en que se montó la operación para legalizar, algo que era ilegal, de todos los puntos de vista, decía el juez Bonadio, directamente lo archivó.

Allí había gestiones anteriores, y la gestión de ahora, porque realmente lo que fue ilegal en el gobierno de Cristina Kirchner, si siguió siendo ilegal y agravado en la gestión de Mauricio Macri, y esto termina siendo archivado, lo cual no quiere decir, que nosotros no sigamos insistiendo.

La sociedad argentina no esta informada ni preparada para un posible accidente nuclear

En Estado Unidos, lo que realmente consternó a los especialistas, a los expertos que estábamos reunidos allí en la Universidad de California, fue que el gobierno argentino, la gestiones anteriores y la actual, en ningún momento sus organismo, léase Comisión Nacional de Energía Atómica, Autoridad regulatoria nuclear, NASA, en ningún momento prepararon a la sociedad para el peor accidente posible nivel 7, en la escala del INES, un accidente o un evento, por ejemplo: como el de Chernobyl o el de Fukushima en Japón, ya que lo único que se ha venido haciendo son simulacros de accidente menor, o sea como si no hubiera accidentes graves, que prácticamente se hacen a 10 km alrededor de la Central. Pensemos lo absurdo de considerar solo accidentes menores, porque de esta forma minimizan de forma arbitraria e incorrectamente algo que podría pasar, pero además lo hacen a 10 km, cuando el riesgo puede llegar en un radio de 500 a 700 km. De FUNAM, en varias oportunidades nosotros, entregamos, se hizo para los gobiernos, para las personas, un plan ciudadano para actuar en caso de accidente o evento nuclear incluso puede accederse por internet, y esto por ejemplo nunca fue tomado por el gobierno, es decir, prefirió mirarse hacia otro lado. Y esto es tanto responsabilidad de las autoridades nacionales, como la irresponsabilidad del gobierno de Córdoba, porque específicamente al gobernador Juan Schiaretti le hicimos llegar ese plan donde están las consignas para actuar frente al peor accidente posible, sino también los medios de comunicación social, saber cómo tiene que actuarse, estaban realmente sorprendidos los especialistas reunidos en la Universidad, de que hubiera gobiernos, en este caso gobierno nacional y provincial, que primero montarán toda una operación para, en forma absolutamente ilegal y sin mayor validez se tratara de tapar el hecho de que se tomara la decisión de hacer la extensión de la vida útil sin estudios de impacto ambiental y sin audiencia pública.  Así, que están totalmente consternados de que las personas y pese a ver este aporte que FUNAM en su momento, las personas estuvieran desprotegidas, hay lugares, incluso de Argentina, donde se superpone las áreas de posible impacto por peor accidente nuclear, que son aquellos que están donde se superpone, el rayo de impacto, por ejemplo: de Atucha I, de Atucha II, con el radio de impacto de, por ejemplo: Embalse. De esto no se dice absolutamente nada, no están las instrucciones, ningún medio de comunicación social ha sido provisto por las autoridades nucleares para que ellos puedan avisar, y eventualmente mitigar, donde se pueda hacer, dado que es prácticamente imposible llegar a controlar los efectos del peor accidente posible, decía en ningún momento se le dio a la sociedad herramientas para poder protegerse, ¿por qué no se ha hecho esto? Porque temen, tienen un gran miedo a que la gente sepa cómo actuar porque puede al actuar, al conocer, al saber, darse cuenta lo terriblemente peligroso que es un reactor nuclear de potencia en el caso del peor accidente posible, y que sigue siendo para la provincia de Córdoba para la provincia de Buenos Aires, la tecnología más peligrosa.

El proyecto de autovía de montaña, en Córdoba, y la mina de uranio

Desde Conciencia Solidaria, no podemos dejar de relacionar el proyecto de la autovía de montaña, en la zona de Punilla, Córdoba, con la explotación nuclear, porque atravesaría un lugar llamado mina Rodolfo, donde se extraía, hace años atrás, uranio, y donde quedaría nuevamente expuesto y al alcance de aquellas empresas, corporaciones, o la misma Comisión de Energía Atómica, que siempre ha pujado para revocar la ley que prohíbe, en la provincia de Córdoba, la minería a cielo abierto y la explotación de uranio. Entonces este proyecto de la autovía de montaña, si se llegara a concretar pasaría por esta mina de uranio, la ex mina de uranio Rodolfo, ante lo cual obviamente van a hacer uso y abuso se este mineral, con las consecuencias gravísimas para el ambiente.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.