Sol de Mayo

Cuando el presupuesto no alcanza, el presidente se viste de DT

adan valdebenito

El diario Clarín reflejó la doble función de Adán Valdebenito en Sol de Mayo, debutó en el Federal A 2018-19 el pasado fin de semana. "El equipo de Viedma soportó una larguísima espera para competir en la máxima categoría del ascenso del interior: había sellado su boleto de ascenso en el Federal B a fines del año pasado y recién ahora, por cuestiones organizativas de calendarios, volvió a insertarse en el mapa futbolístico nacional", señala.

Agrega el matutino: "Pero el equipo de la capital de Rio Negro ofrece otra particularidad más extraña aun: el director técnico es nada menos que el presidente del club. Adán Valdebenito (52 años) posee una enorme identificación con Sol de Mayo desde su infancia: al poco tiempo de llegar, con su familia, desde su Lamarque -también en la provincia de Río Negro- natal empezó a jugar en la escuelita de fútbol del club y selló su vínculo con la entidad.

"Tenía 7 años cuando arranqué en la Escuelita. Después pasé por las inferiores y jugué en Primera. Al retirarme fui directivo y desde hace cuatro años soy el presidente. Toda mi vida estuve ligado a Sol de Mayo. Somos un club que quiere crecer, pero caminando sobre seguro y sin hacer locuras", le cuenta Valdebenito a Clarín. La identificación con Sol de Mayo no termina con él: su hijo integra el plantel y su esposa vende entradas los días de partido.

"Cumplo esta doble función -explica Valdebenito- por una cuestión presupuestaria. No tenemos grandes ingresos y el ahorro de un sueldo, más los gastos de alojamiento de un técnico de afuera nos permite traer unos pocos refuerzos y mantener el presupuesto. Yo no percibo sueldo acá".

Valdebenito -administrador de Salud en un Hospital local y además analista programador de sistemas- resalta que el "gran trabajo" que hizo Hugo Iervasi, el anterior entrenador. "Estábamos muy contentos con él. Pero no nos cerraba el presupuesto. Y queríamos tenerlo bien. Para empezar a atrasarnos en el pago y empezar a deberle meses de trabajo, preferimos ser sinceros y plantearle la verdad".

No es la primera vez que Valdebenito toma las riendas del plantel. Durante el comienzo del pasado Federal B fue el entrenador y hasta lo clasificó a la Copa Argentina. Como paso previo, fue técnico en las divisiones inferiores,

De su paso como futbolista -lateral o volante era su posición en el terreno de juego- guarda el orgullo de haber integrado el recordado equipo de Sol de Mayo que cayó en los cuartos de final del zonal Sudeste por el ascenso a la B Nacional ante Estación Quequén en la temporada 1987-88. También jugó en Deportivo Patagones -llegando a otra semifinal del Argentino A ante Godoy Cruz- y en Comercial de Bahía Blanca, pero es indudable que su corazón está pintado por el celeste y blanco del Club Social y Deportivo Sol de Mayo, fundado hace 98 años.

"Separo -aclara- bien mis dos funciones. A los jugadores cuando llegan les hablo como dirigente y dejamos todo en claro. En los entrenamientos solamente hablamos de cosas referidas al aspecto táctico. No me gusta mezclar las cosas. Para los jugadores es algo normal, nos conocemos hace tiempo. Además contamos con un grupo de directivos que también resuelven las necesidades de los muchachos".

Su labor, durante las mañanas, como administrador del Hospital Artémides Zatti le otorga un plus. "Gracias a mi empleo, donde tengo muchas personas a cargo, sumé experiencia en manejo de grupo y eso me sirve en mi función de técnico. Es una experiencia que me ha servido de mucho", asegura.

Diego Galván, el ex delantero de Lanús, Olimpo, River, Estudiantes de La Plata, Arsenal y Unión, entre otros, es el nombre reluciente de Sol de Mayo. Valdebenito manifiesta sobre él: "Como futbolista todos lo conocen; como persona es un fenómeno. Muy sencillo y con una humildad tremenda. Hoy está llevando adelante al grupo, es el que más se sacrifica en los entrenamientos. Ganó la Copa Libertadores, entre otros logros, pero no tira sus antecedentes, siempre muestra una gran humildad".

"No busqué esto, inclusive descuido otras cuestiones personales. Pero lo hago con mucho gusto por la pasión y el amor que siento por Sol de Mayo. Es una locura sana. Y tampoco podría hacerlo si no tuviese el apoyo y respaldo de mi familia", cierra el presidente que se calzó el buzo de DT".

 

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.