Primero La Patria, después el Partido, luego los Hombres

leandro martinez

Estos tres enunciados, sólo pueden ser básicos en el partido que haya hecho suya la causa nacional y popular. Pero en realidad nuestra expresión militante se ve avasallada por quienes hoy, nos imponen candidaturas y no permiten  que los afiliados peronistas participen de los congresos partidarios, porque hacen un blindaje similar al actual gobierno nacional. La fórmula Soria-Odarda es circunstancialmente un agrupamiento “político” no de ideas y de principios sino de intereses personales.

Presenciando el triste espectáculo que dan muchos hombres del Frente para la Victoria, poliquiteros a quienes la generosidad de otros, les prestan estatura, son capaces de poner en riesgo por una banquita parlamentaria, o de un espacio edilicio los destinos de los rionegrinos. Hermanos siameses de esos de nuestros lados, que andan haciendo el juego a las corporaciones, trabajando de vivos y simulando una ortodoxia que no sienten creyéndose jefecitos, porque en el barullo y en la confusión cualquier pelandrún es virtuoso y cualquier oportunista, genio.

Estas “legalidades” entornada es tramposa. Si sabremos que es tramposa!!. Ya lo padecimos con las diferentes candidaturas de los diputados nacionales de otros partidos provinciales que fueron en la lista del Frente para la Victoria, quien los inventores cayeron en su propia trampa, por las traiciones que llevaron adelante esos personajes, votando en contra las políticas del gobierno nacional. Pero nuevamente no podemos tropezar con la misma piedra, si somos inteligentes y generosos en la conformación de una alternativa que involucre a todos los sectores y con la voluntad de nuestros afiliados podremos demostrar que la militancia y la masa trabajadora somos capaces. Porque Soria-Odarda y compañía piensan que somos estupidos y que no entendemos nada de política, que nos ceguemos por la pasión y el encono, encerrados en una pequeñez que está contra el orden natural de la lucha según nuestra doctrina, seamos los instrumentos de nuestra propia destrucción.

Hay que entender que este acomodamiento político, esta legalidad rabona, no es el producto de la generosidad de los dirigentes y sus aliados. Es el producto de la existencia interna de personajes antipopulares que creen participar en una revolución política y nos encontramos con que han sido instrumentos de sus propios intereses para beneficiarse en cada elección. No creo que la Senadora Odarda y otros ahora “aliados” al PJ, se quieran convertir en progresistas. Es como pedirle a Drácula que se convierta en vegetariano.

Nuestro juego será el inverso, la tarea de construir una provincia para todos y llevar adelante los tres lemas consolidando la marcha de los trabajadores hacia delante, como el gran instrumento de redención política y social. Cuanto más grandes sean nuestros objetivos, más fácil será nuestra tarea.

Leandro Martínez

Afiliado al PJ desde 1983

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.