Un peronismo pendiente

logo, construccion, colectiva, victoria

La idea es publicar, sin tachas ni enmiendas de ninguna naturaleza una serie de reflexiones en estos últimos años de los acontecimientos que vienen sucediendo en el Peronismo Provincial. Sin aportes doctrinarios ni convocatorias abiertas y participativas para el conjunto de los afiliados para ser el Peronismo Revolucionario, en el buen sentido de la palabra, con identidad y visión de la realidad poniendo por delante el carro antes que el caballo, frente a tanto economicismo oportunistas e intereses personalistas que vienen llevando a cabo desde el Partido Justicialista Martín Soria.

La experiencia de los peronistas en este periodo que nos toca vivir, es de frustración, de confusión, de bronca y porque no decirlo de impotencia mezclados con las decisiones y acuerdos entre gallos y media noche, de lograr a cualquier precio, sellar con otros partidos las denominadas “alianzas” sin proyectos colectivos ni principios éticos y morales.

Los militantes peronistas estamos recansados de las cumbres de estos dirigentes que discuten un destino para ellos, antes que un proyecto colectivo de provincia. Ser más papistas que el Papa han llevado al Peronismo a una grieta entre lo que pensamos los militantes en recuperar la mística y la solidaridad y los que deshumanizaron el Partido producto de sus intereses mezquinos y egoístas.

La pelea por la baldosa, mediocre y perversa, antes que afianzar el poder popular, diferencia el criterio gerencial, puestita y mercantilista de estos dirigentes que dejaron de lado el sentido heroico de la vida, el compromiso con el pueblo, la vocación de servicio y la lucha por el ideal. Hoy, nos encontramos con dirigentes mirando al poder, tratando de obtener su calor y beneficios personalistas, no hacen otra cosa que darle la espalda a los compañeros y al pueblo en general.

Con dirigentes prepotentes e insidiosos que emplean amenazas, presiones para descalificar  a los adversarios políticos, sólo siembran vientos que a veces, terminan cosechando tempestades. A los ciudadanos se los conquista de una sola manera, con lealtad, con verdad y con sinceridad. Como consecuencia de vivir un clima de falsedad permanente, nada puede construirse sobre bases firmes y duraderas.

El arte de la conducción implica destinar los medios principales a la acción principal. Quien pretende ser fuerte en todas partes, termina generalmente por no serlo en ninguna. La avaricia rompe el saco.

El éxito se elabora y construye sobre la realidad y no sobre las falsas apariencias, por halagadoras que éstas sean.

Vamos por un peronismo unidos desde las bases y adoctrinamiento, que va más allá de los intereses personales y de billetera que nos quieren imponer los gerentes de café.

Agrupación Militantes Peronistas Unidos

Leandro Martínez Coordinador

Siguen más firmas…

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.