"El camino hacia la mano de obra barata que logró Weretilneck"

upcn

El 2018 fue uno de los peores años para el trabajador de la Administración Pública rionegrina. La situación se da en el marco de una crisis que traspasa las fronteras provinciales, pero con un gobierno local que no asumió ningún tipo de emergencia e hizo un descarado ajuste sobre los salarios con la anuencia de un sector gremial que en otras épocas le hubiera cortado todas las calles y rutas territoriales.

Entre el 2017 y 2018 la inflación patagónica alcanzó los 78 puntos y los sueldos apenas un 46%. Ya en 2017, en el Acta firmada en la Función Pública con la UPCN, el gobierno se ‘comió’ 2,25 puntos de los salarios (que la UPCN reclamó sostenidamente hasta, incluso, la última reunión de diciembre junto a los porcentajes que restó el año pasado). En 2018, Weretilneck incorporó a ATE a la Función Pública y, en vez de hacer lugar a la solicitud de crear un CCT que venía proponiendo la UPCN,  trajo a la mesa a un sindicato cuyos representantes nada le discutieron, aceptando a boca cerrada todas las propuestas de la patronal y sacándole la protesta de las calles, mientras sus dirigentes eran sobreseídos de sendas causas judiciales y ‘ganaban’ un lugar en una mesa de discusión donde no discuten nada. ‘A cambio’ de semejante favor, los salarios de los estatales se redujeron en un 29,75 %.

En dos años, los agentes rionegrinos vimos nuestros sueldos drásticamente desvalorizados, mientras los gastos del funcionariado (viajes, sueldos generosos, alquiler semanal de un avión para el gobernador, etc.) suben y se refuerzan. Este gobierno de ínfulas autoritarias disimuladas, con pocas ganas de respetar la Ley (aumentos por Decreto, re -re elección, incumplimiento de Actas de la Función Pública en 2016, 2017,etc.) e imposición de un formato publicitario/político en el tratamiento de la información pública que engaña a la ciudadanía,  entre otras cosas, hizo el ajuste con sus propios trabajadores.

Ni siquiera hace falta hablar de números y porcentajes, los agentes de la Administración Pública, que llevamos adelante el día a día de los servicios del Estado, más allá del gobierno de turno, vemos la realidad a la hora de comprar alimentos y planificar el mes de nuestras familias.

Weretilneck, sin decir nada claramente ni asumir el ajuste, llenando de discursos publicitarios a toda la sociedad y desinformando, logró que los salarios de los trabajadores se redujeran en un 30%. Nos preguntamos ¿Cómo seguirá? ¿Pretenderá continuar con esta tremenda injusticia para los estatales de la Administración Pública? ¿Prometerá mejoras? ¿Piensa que un pase a planta ya soluciona todo? ¿Seguirá con esta política económica de ajustar vía reducción salarial (de salarios que son los más bajos del Estado provincial)?

Los trabajadores ejercemos con responsabilidad nuestra tarea, nos formamos y capacitamos para llevar mejores servicios a los ciudadanos, pero estamos cansados del maltrato y ninguneo de un gobierno que nos impone -como si fuera una empresa multinacional- un ajuste nunca visto en iguales contextos, que deriva el dinero a gastos de funcionariado sin dar explicaciones a la ciudadanía y hace jugadas de política gremial altamente perjudiciales para la clase trabajadora.

Comisión Directiva Provincial

UPCN Río Negro

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.