Por Vanessa Cacho

"Apagá la tele y salí a la calle"

vanessa cacho

La apertura legislativa del gobernador Alberto Weretilneck marcó un fin que osciló en alabanzas y escasez crítica.                              

Un discurso largo, que enumera y miente con una sonrisa, intentando adormecer y confundir. Pero hay una esperanza, la nueva forma de hacer política que es la calle, con la fuerza arrolladora de la realidad, para la que NO hay ilusión posible y ninguna “provincia de las maravillas” en este contexto social.

El discurso de MACRI fue en el mismo sentido. Para ellos no hay ajustes, tarifazos, inflación, caída del poder adquisitivo. No hay emergencias; ni alimentaria, ni de género, ni productiva.

Algunos rasgos comunes entre el gobernador y el presidente Macri es que mencionan las políticas públicas del gobierno nacional anterior como propias. Nada de lo que pretenden cimentar les corresponde, no han generado puestos de empleo ni tampoco sostienen una mirada de equidad social.

Otro rasgo común es que construyen un discurso que se torna inverosímil para la ciudadanía que vive atravesada por estructuras macroeconómicas, es decir un sistema capitalista que impera en sus distintas formas pero que se sostiene con una dictadura financiera.

Weretilneck, en un uso extendido de la palabra (similar en tiempo al que hizo cuando presentó su plan de gobierno en el año 2012), trató de describir la gestión actual y pasada, los casi 8 años que lleva como mandatario.  Claramente un gobierno que se está yendo, un tono claro a despedida.

Nos presentó un panorama irreal de la provincia que roza la fantasía, ejemplo de esto son: una serie de obras -sabemos que muchas son de pequeña importancia- y un panorama financiero tergiversado -hay endeudamiento -. Ha presentado logros que no son tales.

Todo su discurso es construido en base a verdades que son engaños, por ejemplo resalta el volcado cero a los ríos cuando en nuestro territorio el río se contamina por el mal funcionamiento de las cloacas,  inexplicablemente pide más tiempo para ver resultados de la Senaf. Un punto aparte es el Plan Castello,  un plan de endeudamiento que ha dejado a la provincia con una gran deuda en dólares, un futuro condenado.

 Nada se consolida, todo se desvanece si un gobierno nacional, y en consonancia uno provincial, tienden a una opresión cada vez más fuerte y un sostenimiento sin medida del empobrecimiento. El pueblo pierde.

Lo expresado por el gobernador no fue un discurso político, fue una sumatoria de acontecimientos y números que cotejados con lo que vivimos en las calles no condicen con la realidad.

Por todo ello, apagá la tele, salí a la calle! Fuera del espacio mediático, hay otros que son las expresiones del pueblo: en la calle manda el hambre, la falta de trabajo, la manifestación, el deseo de volver a soñar  y la construcción de otros discursos políticos  y sociales. Es necesario escucharlos para trasformar nuestra provincia.

*Candidata a legisladora circuito Valle Inferior del FpV, integrante de la agrupación Fuerza Río Negro del PJ y de la asociación civil Arremangados

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.