Cipolletti

Dos usurpadores detenidos por intentar 'colgarse' a la red de luz

cipolletti, toma, usurpacion, isla jordan

Con el propósito de impedir que las familias que participan de la toma La Lucha, en la Isla Jordán, se conecten al tendido eléctrico, la Policía detuvo a dos pobladores, uno de los cuales es papá y fue llevado con su hijo de apenas 2 años, a quien una avispa le había picado en un ojo y le urgía ser atendido.

Al parecer, efectivos de la Policía Rural, que controla el acceso al asentamiento, se enteró de que los ocupantes tenían la intención de vincularse a la red de los alrededores. Dieron cuenta de la posibilidad a la Comisaría Cuarta y al poco tiempo se desencadenaron las aprehensiones. Al padre del bebé lo capturaron porque quiso salir apurado de la toma y sospecharon que el hecho tenía que ver con la movida eléctrica. Al otro residente lo condujeron a sede policial porque llevaba una mochila con herramientas. Por la tensión, sufrió una baja de presión y debió recibir cuidados médicos.

Daiana, vocera de la toma, manifestó que ninguna de las dos detenciones, ocurridas alrededor de las 19 del sábado, tenía que ver con la alternativa, que sí se había barajado, de vincularse al tendido eléctrico. Y cuestionó el accionar de los uniformados por detener a un padre con su hijo pequeño y tenerlos a ambos en esa condición un tiempo considerable. Cuando fueron trasladados a la guardia del hospital, el chiquito pudo recibir la atención adecuada. Pero hubo un momento en que la Policía, al parecer, quiso dejar en el nosocomio al nene y trasladar a su progenitor a la Cuarta. Es decir, separarlos sin más. Al final, no se llegó a ese extremo. Pero padre e hijo permanecieron tres horas en la unidad céntrica. Ocurrió que a esa altura no se había podido ubicar a la madre, quien entonces estaba trabajando. La situación se pudo haber complicado pero la liberación distendió el asunto.

En cuanto al otro apresado, se trata de un ocupante que utiliza sus herramientas en los trabajos que realiza y por eso las carga en su mochila. Fue liberado con posterioridad, la madrugada del domingo.

Tensión y temor por un desalojo

Las detenciones del sábado en la toma muestran una agudización de la tensión en el lugar. Las familias asentadas la están pasando muy mal por las bajas temperaturas y la gran humedad de las últimas jornadas. Con el fuego no les alcanza para paliar los efectos de la intemperie y la posibilidad de vincularse al sistema eléctrico se presenta como una salvación. Además, hay indicios de un eventual desenlace porque los policías se han puesto más rigurosos en sus controles y se habla de un inminente intento de desalojo.

FUENTE: La Mañana de Cipolletti

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.