Policía denunció que fue abusada por un compañero: "Mirá que no te voy a poder tocar"

policia de rio negro

Una policía denunció que fue abusada por un compañero de trabajo cuando se dirigían de Cipolletti a la Comisaría 26° de Fernández Oro. De acuerdo a su relato ante la Unidad Fiscal Temática N°1 de esta localidad, el hombre estaba alcoholizado y la tocó en reiteradas ocasiones frente a otra uniformada mientras se encontraban en el interior del móvil policial, una camioneta Ford Ranger.

En la denuncia, que fue realizada el 20 de diciembre de 2019, la víctima detalló que el hecho ocurrió el 16 alrededor de las 18 cuando le indicaron que debía realizar tareas de prevención en la dependencia de Oro junto a otra colega. El encargado de trasladarlas hasta la localidad vecina es cabo y -según su testimonio- se encontraba borracho.

"Así manejó hasta Fernández Oro. Todo el viaje hablaba fuerte, ponía música fuerte y nos gritaba. En el semáforo de San Luis y Circunvalación nos detuvimos y él aprovechó para introducir su mano derecha en el chaleco reglamentario y me realizó frotamientos en el pecho izquierdo. Me puse incomoda, le saqué la mano y le dije 'Eh qué haces, sacá la mano' y él me respondió: 'Ah, bueno, qué te pasa. Mirá que no te voy a poder tocar'. Le pregunté qué le pasaba, pero me decía que no pasaba nada", explicó la mujer.

En estas circunstancias, ambas policías le indicaron que el semáforo ya estaba en verde, por lo que él avanzó doblando por Circunvalación en sentido Oeste-Este. "Durante el viaje hablaba a los gritos, me tocaba la cara, el, pelo, el hombro. Yo le sacaba la mano y le decía que la cortara", agregó.

En el siguiente semáforo en el que tuvieron que parar, la denunciante explicó que su compañero le "metió los dedos en la boca de manera sorpresiva" haciéndole doler, por lo que le mordió el dedo y le pidió que dejara de molestarla.

Minutos más tarde, cuando circulaban por Ruta 65 a pocos metros de Puente 83, indicó que se encontraba "cruzada de piernas y retraída contra el costado derecho de la camioneta" y él "aprovechó para meter su mano izquierda entre mis piernas con mucha fuerza".

"Me tocó la entrepierna y la vagina con su mano. En ese momento me corrí y lo empujé, le saqué la mano para arriba y me puse de costado con la espalda contra la puerta. Mi compañera (que iba en el asiento trasero) vio todo", agregó.

Al llegar a Fernández Oro, la mujer denunció que su compañero se abalanzó sobre ella, la agarro de los dos brazos y le dijo: ´Dame un beso´. "Se me tiró encima, pero no alcanzó a besarme porque lo empujé e hice que se golpeara contra la puerta del móvil. Lo insulté, mi compañera escuchó los gritos y vino a preguntar qué pasó. Yo le dije que había intentado besarme", detalló.

Ante la terrible situación, las dos uniformadas llamaron a su jefe para contarles lo que había ocurrido, pero -de acuerdo a su denuncia- sólo le respondió: "Uh, que pelotudo, mirá si les pasaba algo en el viaje".

"A la noche nuestro jefe nos fue a buscar y naturalizó la situación, como si no hubiera pasado nada", concluyó.

Además de radicar la denuncia, la policía que denunció el abuso solicitó una audiencia con los jefes de la Regional Quinta de Cipolletti.

FUENTE: La Mañana de Cipolletti

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.