Condena de 13 años de prisión para un hombre que abusó sexualmente de su hija en Roca

La Cámara Criminal Segunda de Roca, por unanimidad, condenó a un hombre a la pena de 13 años de prisión al declararlo autor de los delitos de "abuso sexual simple, reiterado en un número indeterminado de veces; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, reiterado en un número indeterminado de veces, y abuso sexual con acceso carnal reiterado en un número indeterminado de veces, todos ellos mediante violencia y contra la voluntad de la víctima, doblemente agravados por el vínculo y la convivencia preexistente con un menor de 18 años de edad, en concurso ideal con promoción de la corrupción de un menor, agravada por ser realizada por ascendiente y persona conviviente".

El tribunal coincidió con la calificación legal y el monto de la pena propuestos en el juicio por el Fiscal de Cámara Andrés José Nelli, dando por acreditados los hechos que comenzaron en el año 2010, cuando la víctima -hija biológica del imputado- tenía 13 años de edad, y finalizaron en el año 2014.

La defensa de S., de 38 años de edad, estuvo a cargo de los abogados particulares Oscar Pineda y Pablo Iribarren, quienes oportunamente solicitaron la absolución del imputado por el beneficio de la duda. En el debate el acusado se abstuvo de prestar declaración indagatoria, remitiéndose a la negativa de todos los cargos que había formulado en la etapa de instrucción.

En su voto rector del fallo, la jueza María Evelina García Balduini destacó la solvencia del testimonio original de la víctima en Cámara Gesell. "Desde nuestro ya prolongado oficio, debe ser éste uno de los relatos más coherentes, más precisos, más lineales –en el sentido de no tener fisuras y de mantenerse claro y conciso en aspectos de modo, tiempo y lugar-", calificó. Además, enumeró las pericias e informes de validación de credibilidad de ese testimonio, relativizando un intento de "retirar" la denuncia que manifestó la joven en la instancia de debate.

La investigación judicial se inició en 2014 por la denuncia penal formulada por la directora de la escuela secundaria de Roca a la que asistía la víctima. El caso llegó a conocimiento de una docente gracias a la apertura de un espacio de Consejería Adolescente en el colegio, al cual asistió la menor de edad para conversar con la referente.

En tanto que los informes de Desarrollo Social dirigidos al Juzgado de Familia, donde tramitó un proceso de protección de derechos hacia la víctima, dieron cuenta de un “continuo acoso ejercido por el imputado respecto de la víctima”, y los informes de la Oficina de Atención a la Víctima (Ofavi) remarcaron su "estado de conmoción" y sus "sentimientos de culpa y responsabilidad, expresiones propias de quienes han sido víctimas de abuso sexual intrafamiliar”.

"Es oportuno repetir, una vez más en nuestra dilatada experiencia en temas como el que nos ocupa, que carecemos de motivos para descreer o poner en duda el relato inicial de la dolorida chica. Y menos para pensar que podría urdir una falsedad en perjuicio de su propio padre, a quien, justamente, trató vanamente de beneficiar. Sumándose, para la veracidad de lo que narra que le ocurrió, la presencia de signos claros en su cuerpo y en su espíritu, con conflictos compatibles con abuso sexual, tales como el intento de suicidio y el autolesionismo", concluyó la jueza en su voto, al que adhirieron sus pares Gastón Martín y Oscar Gatti.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.