Mario Sabbatella: "El Plan Castello es una cosa, la DEUDA es otra"

mario sabbatella

Estimados lectores, ciudadanos, me permitiré usar un lenguaje coloquial (poco técnico) porque si me quedo en tecnicismos jurídicos puede ser que mucha gente no comprenda el sentido de esta carta, y la verdad es que vengo buscando la manera y los canales adecuados, desde Enero 2017, para explicar lo que significa el tipo de endeudamiento que esconde el Plan Castello de Obras Públicas propuesto por el gobierno provincial.

Ante todo separemos las aguas:

-Por una lado tenemos un plan de obras, plan sobre el que podríamos debatir un poco más, hacer algo integrador y participativo, consensuar prioridades, como mínimo.

-Y por otro lado una deuda extravagante, para nada oportuna y muy desventajosa en sus condiciones, de la que poco se habla.

Algunos puntos claves:

- Es una deuda que asumiríamos en dólares, ¿por qué es en dólares? porque es con acreedores extranjeros.

- Endeuda la provincia como nunca en su historia. Nunca antes. Nos vamos al doble de la deuda que ya tenemos y que aún no sabemos cómo pagar.

- Aún no se han negociado las tasas de interés, pregunto cómo podemos seguir hablando de una deuda que no sabemos a qué tasa hay que devolver. Sin ese dato es irresponsable debatir una deuda. Sin embargo el gobernador busca que los legisladores levantemos la mano sin conocer ese dato fundamental.

- Al ser una deuda extranjera se escapa de las leyes argentinas, eso es grave y exige mas análisis y aplomo. Se debe redactar con mucho cuidado cada item. Cuando se firman este tipo de acuerdos, interviene un tribunal internacional de carácter privado y puede ser cualquier tribunal (en Inglaterra, en Australia, en Japón o el tribunal tan recordado del Juez Griesa). El problema con estos tribunales es que siempre están del lado del acreedor "privado", y han mostrado tener una clara tendencia a quedarse con los recursos de los Estados deudores. Tanto es así que parece que el dinero no les importa tanto como coloaborar con las crisis para evitar que el Estado deudor, pague y se desendeude.

- Entonces, con este proyecto, Río Negro pasaría a tener una deuda externa, que es manejada por tribunales privados extranjeros. Al duplicar la deuda de Río Negro en dólares y sin conocer la tasa de interés, tenemos que pensar en una alta probabilidad de que se venzan los plazos y no lleguemos a pagar a tiempo. Tranquilamente podemos quedar en manos de otro Griesa.

- Este riesgo inminente, nos lleva a ver qué sucede si entramos en cesación de pago, si nos atrasamos. Hay que leer la letra chica antes de firmar. Como haría cualquiera de nosotros.

- Bueno, leímos lo que hay para leer, y resulta que si por algo nos atrasamos en pagar una deuda de la que aún no sabemos las tasa de interés, el acreedor podrá echar mano a TODOS NUESTROS ACTIVOS: el término "activos" en el lenguaje jurídico es tan amplio que un juez podría interpretar que el acreedor se puede cobrar con recursos naturales, regalías, hasta con las tierras fiscales. La redacción es tan clara en ese punto, que firmar esta deuda le abre las puertas sin ninguna limitación al acreedor para quedarse con pedazos de nuestra provincia. 

Cada esfuerzo que logremos entre todos, puede considerarse como un "activo" de la provincia y entonces ser reclamado como parte del pago de la deuda. 

Qué fácil, nosotros trabajamos, el acreedor se lo lleva, tan fácil que puede ser tentador y volverse infinito. Pero si el contrato así lo permite, no tendremos remedio. 

Tremendo. Fuera de toda lógica. Algo que si se tratara de cuestiones personales, ninguno de los participantes aceptaría firmar jamás. ¿Por qué entonces debemos firmarlo para cargárselo al pueblo, a nuestros hijos y nietos? Es una clara entrega de soberanía.

Comprendo a los intendentes que buscan las mil y un maneras de dar respuesta a la situación que viven los ciudadanos, quieren obra pública, por supuesto, pero esta no es la manera. Hay otras formas de activar.

Estamos poniendo a nuestro pueblo en una relación totalmente despareja, con un Gigante del otro lado que tiene un papel firmado por el gobierno.

Esto sin contar que a los futuros gobiernos le estamos dejando un collar de melones, jamás ninguno de ellos podrá tomar una decisión a favor de los rionegrinos hasta saldar una deuda que es desde el vamos, impagable.

Legislador Mario Ernesto Sabbatella

FpV, Río Negro 19 de mayo 2017

 

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.