ABVI: Sol de Mayo y San Martín buscarán quedarse con el título este domingo

sol de mayo deportivo patagones

Foto: Prensa Deportivo Patagones

villa congreso san martin

Foto: Prensa Villa Congreso

El Torneo de Verano de la ABVI ya está llegando a su fin. Marcando el regreso de la actividad después de más de un año sin jugar, Sol de Mayo y San Martín definirán quién será el nuevo campeón del básquet local.

El Santo viedmense y el Albiceleste estarán jugando este domingo 16 de mayo a partir de las 20.30 horas en el Polideportivo Ángel Cayetano Arias.

El ingreso del público será solo para 100 personas, debido a la pandemia del Covid-19 y las medidas preventivas. Se llama a la población a cumplir con todas estas: distanciamiento social; uso del barbijo desde el ingreso hasta la salida; y prohibído el ingreso de mate u otros alimentos.

El camino de los finalistas 

Ambos equipos tuvieron un muy buen andar en la fase de grupos.

San Martín compartió zona con Deportivo Patagones, Deportivo Viedma y Jorge Newbery. En todos sus compromisos salió victorioso, desplegando un gran juego en cancha con varias figuras en su equipo.

Por la primera jornada, venció al Deportivo Patagones por 96-78. En la segunda, superó al Deportivo Viedma por 71-59. Y ya en la última, que marcaría la clasificación a semifinales del torneo, vapuleó a Jorge Newbery por 90-49.

Por su parte, y aunque también le costó un poco más, Sol de Mayo fue el otro equipo que ganó los tres cotejos de su zona: la compartió con Villa Congreso, a quien le ganó por 70-69; a Ferro de SAO, venciéndolo por 95-64; y Atenas, que lo derrotó por 75-69.

En semifinales, el Albiceleste jugó contra el Deportivo Patagones. Si bien por un momento la cosa era favorable para el Tricolor y preocupaba a los viedmenses, supieron levantar vuelo y en los últimos minutos fueron capaces de remontar un tremendo partido para meterse en la final: fue 74-66.

Al Santo viedmense también le costó más de la cuenta. Su rival previo a la final fue Villa Congreso, que lo complicó desde el arranque superándolo ampliamente y llegando a sacarle una luz de ventaja de 21 tantos. Pero el Rojo comenzó a quedar agotado físicamente y eso empezó a notarse en el terreno de juego, lo que facilitó que San Martín pudiese meterse en partido aún cuando parecía imposible. A falta de 8 segundos para que finalice el partido, Sebastián Fermanelli metió dos libres para que el encuentro termine 62-60.