“Usted no ve porque no camina las calles ni se reúne con la gente”

Central Nuclear: durísima respuesta de un asambleísta al intendente Foulkes

andres di leo

Luis Di Leo, uno de los impulsores de las asambleas de vecinos de Viedma que se oponen a la instalación de una central nuclear en la zona, hizo pública una carta dirigida al intendente José Luis Foulkes, en respuesta a lo que el Jefe comunal declaró en FM DE LA COSTA.

La carta

Sinceramente, luego de estas declaraciones queda muy claro lo que Usted es, no solo como intendente de la ciudad que supuestamente debería gestionar (y digo supuestamente porque la verdad parece que no lo hace) sino también, y principalmente, como persona. “No veo que se junten para aprender, se reúnen para tomar posicionamiento en contra de la instalación de la planta nuclear”. Con esta frase queda claro cómo es su manera de manejarse. Y de mentir. Por otro lado, también deja en claro muchas cosas que Usted hace o no hace. Estoy totalmente de acuerdo en que Usted NO VE que nos juntemos para aprender. Pero no porque no nos juntemos para hacerlo (cosa que se hizo desde el inicio, brindando información sin sesgo, a diferencia de gente como Usted y muchos otros funcionarios de turno)…SINO PORQUE USTED, SENCILLAMENTE, NO VE. Y no ve porque no camina las calles. Y no ve porque no se reúne con la gente. Y no ve porque pareciera que Usted vive en otro planeta. Y no ve porque, obviamente, nunca tampoco asistió a las asambleas que, cobardemente, critica a través de radios y medios de prensa. Sin haber ido, las critica y, encima, miente. Todo esto no me sorprende en lo absoluto, ya que he estado reunido con Usted y con cierta gente de su entorno que ocupa puestos claves por otros temas (basura en la ciudad y contaminación del río para ser más preciso) y sé muy bien la inoperancia, desidia, pereza y falta de acción que tienen Usted y ellos en muchas de estas cuestiones. Simplemente basta con recorrer la ciudad para comprobarlo. Además de escuchar y leer los comentarios que hace la gente sobre su gestión. Usted, con esta frase, sencillamente ESTA MINTIENDO. En la primer asamblea, y como primer acción, se presentó un power point con la información sobre que es la energía nuclear, diferencias entre los métodos de fusión y la fisión, que aplicaciones tiene, como se genera electricidad a partir de centrales nucleares y las ventajas y desventajas que la misma tiene. También se brindó información sobre las demás posibilidades de generación de energía eléctrica, con otras tecnologías más limpias. A la vez se proyectó parte de la conferencia de prensa que brindó el Subsecretario de Energía, Nicolás Gadano, junto al Gobernador de Río Negro en la ciudad de Viedma, a escondidas del pueblo, de espaldas a la gente, donde dejan en claro que toman a la gente por, zonzos, zopencos, que “tienen miedo porque no saben” y que “relacionan a la energía nuclear con Los Simpson”, y que “nuestras centrales nucleares no tienen ni a Homero Simpson, ni al señor Berns, ni torres de enfriamiento”. Otra de las grandes frases célebres de este señor Gadano: “la energía nuclear es gauchita, por así decirlo”. Todo eso está dicho, grabado y documentado. Habría que preguntarle a los miles de personas irradiadas en accidentes e incidentes nucleares (civiles y militares), y alos cientos de miles de desplazados por problemas y contaminación relacionada a desechos radiactivos (con y sin accidentes) que tan gauchita es. Esto en caso de que pueda preguntárseles, ya que muchos ya han muerto o están postrados de por vida.

Seguimos. “Los riesgos están, pero si queremos que un país crezca debemos cambiar la actitud. Hay mucha gente que por un lado dice que necesita información y por otro lado toma posicionamiento, y la verdad que no me parece bien que sea en un ámbito como el eclesiástico, porque creo que está cargado por una credibilidad diferente, por la cercanía que uno tiene con lo espiritual”. Defina Usted “crecimiento” en primer lugar. Si ese crecimiento que Usted refiere es hipotecar el futuro de las generaciones que están por venir para seguir despilfarrando energía, consumiendo productos innecesarios, llevando adelante este tipo de emprendimientos que van en contra de la vida misma y que, en general, son digitados por grandes empresas multinacionales y apoyados por los funcionarios de turno que siempre tenemos (como Usted), y si ese “crecimiento” significa dejarle enterrados toneladas de basura radiactiva proveniente del combustible gastado de estas centrales (eso es lo que se hace, infórmese Usted primero) a los que aún no nacieron y que ellos deberán, tarde o temprano, hacerse cargo, Usted está bien acertado. Si eso significa crecer, Usted está en lo correcto. Le pregunto: ¿Cuál sería la actitud que Usted dice debemos cambiar? ¿Tomar esos riesgos que ahí Usted menciona, para llevar adelante ese “crecimiento”? De ninguna manera lo haremos. Muchos no somos tan egoístas e irresponsables como Usted. La gente necesita información, claro está. Pero necesita información real sobre el proceso completo de la generación de energía eléctrica a través de centrales nucleares. Desde la extracción del mineral de uranio utilizado como combustible, hasta la deposición de los residuos que esta genera y el desmantelamiento de las centrales nucleares que, tarde o temprano, cumplan su vida útil, cuánto cuesta todo esto (números en general no reflejados en las cifran que se brindan) y quienes se van a hacer cargo, ya que estamos hablando de muchos muchos años. No hay que contar solo la partecita del medio. Y, desde la asamblea, se le está brindando a los asistentes esta información. No así lo hacen ni lo hicieron ustedes, los propulsores de todo este despropósito y los “especialistas”. Nunca lo hicieron. Todo el mundo se desayunó con la noticia de la noche a la mañana, cuando ya habían firmado estos supuestos “compromisos” con la empresa china para instalar esta planta en Río Negro. Muy sueltito de cuerpo dice Usted “los riesgos están”. Por supuesto que la gente toma posicionamiento. La mayoría es capaz de hacerlo. Puede hacerlo. DEBE HACERLO. ¿O acaso Usted cree que todo el mundo se quedará callado y cruzado de brazos en la simple comodidad personal como si nada pasara? ¿O acaso usted cree que todos somos grises? ¿Usted cree que toda la sociedad es Ni fú ni fá?. Lamento decirle que no. Sé que Usted así lo quiere, pero lamento informarle que no es así. También lamento que le moleste que se haga en la Catedral. La convocatoria fue lanzada por el Padre Luis y el Obispo que, mal le pese a Usted, están a favor de la vida y no de los negociados que gente como Usted propicia. Mal le pesará a Usted también enterarse que las distintas acciones que se llevarán a cabo serán en distintos ámbitos y sectores de la ciudad. Pero ante esto nada podrá Usted hacer. La información llegará a la gente de una u otra manera.

Y seguimos. “Creo que debemos escuchar a los científicos del INVAP, de los que hasta no hace mucho tiempo estábamos todos orgullosos porque produzcan satélites. Ellos son los especialistas”. Ellos podrán brindar toda la información que quieran y deseen. Todos deseamos que lo hagan. Podemos escucharlos. Los hemos escuchado. Hemos leído sus declaraciones. ¿ O acaso Usted sigue creyendo (como Gadano) que somos zopencos que seguimos mirando Los Simpson?. Que sean “especialistas” no significa que digan la verdad. De hecho, no lo hacen. No en forma completa. Solo verdades a medias. Y es lógico que así sea, ya que no pueden ser imparciales ante este emprendimiento. Ejemplos sobran. “ Especialistas” del DPA y AIC dicen que el río Negro está en perfectas condiciones, que no se está contaminando, que los que hablan no saben, que repiten cosas como loros. La realidad es que casi todas las ciudades (grandes, medianas y pequeñas) asentadas a orillas del río Negro vuelcan sus líquidos cloacales crudos o semicrudos al río, muchas de las industrias del alto valle y valle medio vuelcan sus efluentes al río, con escaso control de parte de estos “especialistas”. Los canales de drenaje de los valles de riego descargan miles y miles de m3 de agua de lavado arrastrando agroquímicos hacia el cauce principal del río Negro sin control alguno. Y podría seguir nombrando decenas de problemáticas relacionadas a ello. Pero pasemos a otros “especialistas”. “Especialistas” en minería dicen que esta actividad no contamina, que los que hablan no saben, que repiten cosas como loros. Hoy, la minería a cielo abierto, literalmente, te vuela un cerro entero en un par de horas a base de dinamita. Es decir, hoy lo ves a ese cerro, frente a vos y mañana no lo ves más. Pero, los “especialistas” dicen que no contamina. “Especialistas” petroleros dicen que la técnica de fracking no contamina, que los que hablan no saben, que la gente repite cosas como loros. La propia técnica del fracking incluye inyectar millones de litros de agua por cada uno de los pozos, mezclada con más de 400 químicos distintos para producir las fracturas en las rocas que alojan el gas y el petróleo no convencional, que luego vuelven a superficie. Ya desde el vamos se mezclan esos millones de litros de agua con centenares de productos químicos, pero ellos siguen diciendo que no contamina. No estoy diciendo con esto que no hay que regar, que no necesitamos minerales o que no necesitamos gas y petróleo. LO QUE ESTOY DICIENDO ES QUE TODAS ESTAS ACTIVIDADES SI TIENEN UN FUERTE IMPACTO EN LA NATURALEZA, QUE SI CONTAMINAN Y QUE, SIN EMBARGO, ESTOS “ESPECIALISTAS” DICEN QUE NO LO HACEN.

Y seguimos. “La gente se tiene que calmar, hay que pensar y no estar tan a la defensiva”. Mal que a Usted le pese, muchos sí pensamos y no nos vamos a “calmar”. En realidad estamos calmos y no lo estamos a la vez. Estamos calmos porque seguimos nuestros ideales y conceptos de velar por dejarles un lugar, como mínimo, en iguales condiciones a los que vengan detrás nuestro. Y, si podemos, mejor aún. Y, a la vez, no estamos tan calmos como Usted pretende, porque conocemos los sinsentidos de un emprendimiento de estas características al largo plazo y de como los apoyan ciertos personajes. Muchos de nosotros, a diferencia de Usted, pensamos a largo plazo, a 20, 50, 100 o 10000 años. Usted y muchos otros, solo piensan en los 4 (u 8 años) que les dura su mandato. O solo piensan en los próximos 2 años. Mandato que fue legitimado por el voto de un pueblo que hoy, al menos una gran parte, le está diciendo No a la Central Nuclear, y que ustedes pretenden no escuchar, acallar o ningunear.

Y seguimos. “Poder generar cuestiones ambientales adecuadas, y explotarla como se debe, nos permitirá desarrollarnos en gran magnitud, desde lo que genera la mano de obra en el proceso constructivo a lo que genera después en el mantenimiento”. Justamente todos queremos eso. Y, sin seguir profundizando mucho en el tema, no es con centrales nucleares ese el camino a recorrer. Pero no lo será acá, como no lo fue en otros lugares del mundo ni lo será jamás. Hay muchos otros métodos y acciones a llevar adelante para brindar opciones de trabajo y crecimiento, sustentables a largo plazo, para con toda la sociedad y en armonía con la naturaleza. Uno de ellos, con un buen plan de desarrollo, es el Turismo y también la inversión en energías renovables. Sin ir más lejos, en la zona donde se pretende instalar esta central nuclear, tenemos un potencial enorme, tanto para fomentar el turismo, como para invertir en energías renovables. Pero no, es un camino que ni Usted ni muchos pretenden recorrer. Prefieren la instalación de una central nuclear. En plena Patagonia. Sin ir más lejos, frente al Faro Río Negro en el Balneario El Cóndor, el faro más antiguo de la Patagonia, emblema de la zona e inicio del Camino de la Costa, existe un basural a cielo abierto ,a pocos metros de la ruta, que va creciendo día a día sin que Usted ni nadie tome cartas en el asunto. ¿Usted estuvo ahí hace poco, en el homenaje a los Héroes de Malvinas junto al Gobernador y muchos otros, no?. Pregunto: ¿ No lo vió? ¿ No sabe que existe y está ahí? Hasta autos oxidados hay. Con este desprecio y desinterés se “ocupa” Usted de fomentar el Turismo en la zona y, a la vez, cuidar nuestra naturaleza. Y es solo por citar un ejemplo.

Y seguimos. Sobre la consulta popular vinculante: “Todo depende de la información que se tenga, y en esto soy cuidadoso porque sé que existen normativas constitucionales y leyes específicas que no se si lo permiten”. Le cuento también que, mal le pese a Usted, ya hay gente investigando todos los aspectos legales para llevar adelante una Consulta Popular Vinculante, luego de que la gente haya sido informada.

Y para terminar. “La verdad es que no me disgusta que se pregunte a la gente. También se podría hacerlo mediante una audiencia. Mi mayor inquietud sobre la central y que ya he planteado, es la cuestión medioambiental”. Claro que le disgusta que se pregunte a la gente. Así como le disgusta que los vecinos se convoquen porque quieren información y/o están preocupados. Por eso critica, con malicia y desconocimiento. Una Audiencia Pública (si es que a una audiencia de esas características se refiere) no es vinculante, y todo lo que se diga o la gente opine, funcionarios como Usted y propulsores de este tipo de emprendimientos, se lo pasan ya sabemos por dónde. Y, yendo a la última frase, Usted más que nadie, es uno a los que menos le importa la cuestión medioambiental. Directamente no existe en su agenda y, mucho menos, en su espíritu. Para no ser repetitivo, basta con recorrer la ciudad de Viedma, Balneario El Cóndor y zonas aledañas.

Usted debe estudiar. Usted debe informarse. Usted debe dejar de criticar lo que se hace o se dice en las asambleas, si ni siquiera ha concurrido. Y, hasta ahora, han sido solo dos en una semana. Parece ser que el que ha perdido la calma y se ha precipitado en sus dichos es Usted. Y con razón lo ha hecho. Siempre ha creído que la sociedad de Viedma iba a permanecer callada ante tantos despropósitos. Hoy, ante esta problemática, ya no lo hará. Mal que a Usted le pese. Saludos.

Andrés Di Leo

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.