Roca: se agiliza el trámite de permiso de obra

Derogada la Ordenanza 1032/89, la nueva Ordenanza 5025/23 establece la excepción de obligación de contar con un ejecutor matriculado en determinadas obras.

Hasta ahora, el criterio para establecer la obligación de contar con un constructor o ejecutor matriculado como requisito indispensable para poder obtener el permiso de construcción, se basaba en el destino de la obra.

Dada la similitud en la complejidad constructiva de una vivienda, respecto de otros tipos de edificaciones (por ejemplo comercios, galpones, etc), la nueva Ordenanza, en cambio, toma como parámetro principal la dimensión de la obra.

De esta forma, se agiliza el otorgamiento del permiso de obra, debido a que la responsabilidad civil puede ser asumida por el Propietario en conjunto con el Director Técnico de la obra.

La nueva ordenanza autoriza dicha excepción en toda obra que no supere los 250 metros cuadrados, los 8 metros de altura y/o las 4 unidades locativas.

Para realizar este trámite, el propietario debe presentar Declaración Jurada, indicando el destino de obra a ejecutar especificando metros cuadrados y altura; asumiendo la responsabilidad civil que le corresponda; y solicitando la exención de firma de constructor matriculado.