por Rodolfo Aguiar*

Incidencia real de los conflictos laborales de la Patagonia en las PASO

  • rodolfo aguiar
  • patagonia, PASO, ELECCIONES 2017

Las últimas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) dieron lugar a numerosas interpretaciones, algunas más objetivas y otras claramente tendenciosas, seguramente representativas de ciertos contendientes en pugna. No obstante, en casi todos los casos, los análisis adolecieron por subestimar la realidad social, política y económica, como así también el impacto real que tuvieron las protestas realizadas durante los últimos dos años. 

En tal sentido, vale resaltar a la Patagonia como la región con más conflictos sociales y en la que perdieron todos los oficialismos. 

Según el Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma, promediando los reclamos en todo el país de los sectores laborales públicos y privados, el 42% de ellos se produjeron en los distritos patagónicos. 

Los resultados del último domingo 13 de agosto muestran con suficiencia que la respuesta electoral de la ciudadanía no siempre responde a una lógica macro. Es decir que si observamos el mapa post electoral se evidencia una ausencia de hegemonía partidaria en todo el territorio nacional. 

Aunque la Patagonia no es una excepción a esta realidad, si mostró una particularidad común: todos los Ejecutivos (La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego) ya sean de Cambiemos, Frente para la Victoria o partidos provinciales como el Movimiento Popular Neuquino (MPN) o pretendidamente provinciales como Juntos Somos Río Negro (JSRN), perdieron la elección.

En el sector público los conflictos en la región se concentraron en las administraciones provinciales, lo que explicaría el fuerte descontento popular para con los gobiernos locales, con independencia del color partidario de éstos.

Si bien las acciones gremiales fueron numerosas, algunos de los ejemplos más destacados fueron el paro de estatales y docentes santacruceños por el cual no hubo clases durante 105 días; los dos meses de acampe que sostuvieron los judiciales, empleados públicos, profesionales de la salud y jubilados contra la reforma previsional de Rosana Bertone enTierra del Fuego; el paro petrolero por despidos en la empresa Tecpetrol en Chubut y la posterior represión; y las continuas medidas de fuerza de ATE contra las políticas de Alberto Weretilneck en Río Negro, que en los últimos dos años incluyeron 19 paros y movilizaciones, piquetes y ocupaciones. Esta provincia también fue escenario de distintas protestas en pozos petroleros, contra el saqueo de los recursos naturales y por la afectación tributaria de los sectores de la economía que tuvieron ganancias millonarias; contra la extranjerización de la tierra, la entrega de la soberanía y en repudio al avance del Magnate Joe Lewis con acciones tanto en la cordillera como el mar; y contra el megaendeudamiento de la provincia mediante el denominado Plan Castello, que se aprobó en medio de una feroz represión y con el posterior encarcelamiento infundado de los principales dirigentes gremiales.

Los resultados fueron elocuentes en todas las provincias del sur de la Argentina.

En La Pampa, Cambiemos logró un triunfo importante con el 42,21% de los sufragios, frente al 38,51% que juntaron las 5 listas del Partido Justicialista (PJ).

En otro resultado histórico, en Neuquén el Movimiento Popular Neuquino (MPN) solo obtuvo el 22,3% de los votos, un porcentual muy bajo en relación a otras elecciones (40,57% en 2015 y 41,92% en 2013).

En Río Negro la derrota del oficialismo fue contundente, ya que quedó relegado al tercer lugar alcanzando solo el 18,13% de los votos, mientras que el Frente Para la Victoria (FPV) fue receptor de 40,77% de los sufragios, alzándose con un triunfo categórico, mientras que la fuerza Cambiemos se quedó con el segundo lugar con 19,27%. 

En Chubut, por su parte, el 32,95% de los electores optó por una de las 6 listas del Frente Para la Victoria (FPV) y solo el 26,93% lo hizo por el oficialista Frente Chubut para Todos.  

En Santa Cruz se dio uno de los triunfos más resonantes de Cambiemos con el 45,97%. 

Finalmente, en Tierra del Fuego el kirchnerista Frente Ciudadano y Social alcanzó el 21,25% contra el 18,17% de la fuerza política de la Gobernadora. 

Este, uno de los tantos análisis posibles, entusiasma a las entidades sindicales y organizaciones sociales de la Patagonia, ya que demuestra que las acciones de protesta llevadas a cabo han tenido una incidencia real en el resultado electoral y todas las administraciones provinciales, luego de las PASO, están obligadas a brindar respuestas concretas y positivas a las demandas de los trabajadores y a atender las necesidades de las franjas sociales más vulnerables de la comunidad.

Por último y atendiendo al crecimiento de la fuerza del Presidente (Cambiemos) en toda la región, bien vale una reflexión final: no vaya a ser cosa que por no votar a Judas, terminemos votando al Diablo.

En un momento como este es imprescindible recordar al pensador, escritor y político argentino Arturo Jauretche cuando decía: "Cuando el peón y el patrón votan al mismo candidato, el que pierde es el peón". 

*Secretario General de ATE y CTA Autónoma de Río Negro

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.